• Ilustración mostrando una profesional de salud con mascarilla, en un fondo azul en el que se da el título y fecha y hora del seminario

Resumen de la sesión 1: Enfoques de las enfermedades no transmisibles (ENT) durante el período pandémico y postpandémico

9 Abr 2021

PAHO Webinar Series: Enfoques de las enfermedades no transmisibles (ENT) durante el período pandémico y postpandémico

 

Presentación

El Dr. Anselm Hennis, director del Departamento de Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental, anunció la serie de seminarios virtuales mensuales de la OPS titulada “Abordar las ENT durante la época de COVID-19¨ y dio la bienvenida a los participantes a este primer seminario virtual sobre Enfoques de las ENT durante el períodopandémico y postpandémico. Después de destacar el impacto desproporcionado del COVID-19 en las personas que viven con ENT, presentó a los ponentes de esta sesión, quienes fueron:

  • Dr. Jarbas Barbosa, Subdirector, OPS
  • Dr. Ruy López Ridaura, Director General, Centro Nacional de Prevención y Control de Enfermedades (CENAPRECE), Secretaría de Salud de México
  • Teniente Coronel Honorable Jeffrey D. Bostic, Ministro de Salud y Bienestar de Barbados.

Impacto del COVID-19 en los programas de ENT

El Dr. Barbosa presentó una descripción general de la pandemia de COVID-19 en la Región de las Américas, la región de la OMS más afectada por la pandemia. Destacó sus efectos devastadores en la economía, así como los desafíos sociales y el agravamiento de la marginalización, que afecta principalmente a quienes viven en circunstancias vulnerables.

Las ENT representan el 81% de las muertes en la Región, y el 34% de esas muertes ocurren prematuramente en personas de 30 a 70 años. El Dr. Barbosa señaló que “no estamos hablando del final natural de la vida”. La Región de las Américas ocupa el primer lugar en sobrepeso y obesidad entre adultos y adolescentes a nivel mundial, que es un factor de riesgo tanto para las ENT como para el COVID-19. Las disrupciones y cierres de los servicios de salud durante la pandemia han provocado retrasos en los tratamientos de alta prioridad para las enfermedades no transmisibles, lo que ha llevado a una reducción de la aten ción del cáncer y la diálisis renal, mientras que las medidas de permanencia en el hogar llevaron a un mayor consumo de tabaco, alcohol, dietas poco saludables y reducción de la actividad física.

La pandemia también está provocando una crisis de salud mental si no se adoptan medidas. La salud mental representa un 34% de la discapacidad total en las Américas, y las personas tienen más síntomas de depresión y ansiedad debido a la pandemia, en particular , los trabajadores de la salud.

La Región no está bien encaminada para cumplir la meta mundial de reducir en un 25% la mortalidad prematura por ENT para 2025.

El Dr. Barbosa concluyó que es fundamental preservar los logros de la salud pública, mejorar las políticas de salud y las medidas fiscales para los factores de riesgo de ENT; integrar las ENT y la salud mental en una atención primaria fortalecida, manteniendo las innovaciones e invirtiendo para hacer que los sistemas de salud sean más resilientes frente a emergencias catastróficas futuras y fortaleciendo la vigilancia y la investigación sobre las ENT, traduciendo los datos en políticas, identificando a las poblaciones más vulnerables, para aprender de lo que está funcionando bien para responder de manera óptima.

Experiencias de países: México

El Dr. Ruy López Ridaura señaló que en México se observó que unagran proporción de personas que mueren por COVID-19 también padecen comorbilidades (73%). El sesenta y siete por ciento de estas muertes ocurrieron en personas con diabetes, hipertensión, enfermed ades cardiovasculares y obesidad. Esto llevó al gobierno mexicano a priorizar las ENT (incluida la obesidad) en el plan de respuesta frente al COVID-19. El Ministerio de Salud, con el apoyo de la sociedad civil y organismos internacionales, ha desarrollado dos pilares de trabajo a nivel interministerial para el período 2019-2024. Primero, la transformación del sistema agroalimentario para que los alimentos saludables sean más asequibles, sostenibles y competitivos. En segundo lugar, la transformación de la atención primaria de salud, enfatizando su papel clave como punto de entrada al sistema de salud. La pandemia ha brindado la oportunidad de promover estos temas, por ejemplo, a medida que las escuelas comiencen a reabrir, habrá una oportunidad de disponer de espacios más saludables a través de campañas de comunicación, etiquetado de alimentos, alimentos saludables en la escuela, restricciones al consumo de bebidas azucaradas, entre otros.

Antes de la pandemia, ya estaba en curso una transformación del sistema de atención, y ahora se fortalecerá la atención primaria y comunitaria para brindar atención a pacientes con COVID y sin COVID, mejorando también el acceso de las localidades rurales y mejorando los vínculos con la red de atención. Esta estrategia tiene tres componentes: un componente de salud y bienestar (SABI), el paquete HEARTS de la OPS / OMS para la prevención y el control de enfermedades cardiovasculares y un componente de COVID-19 comunitario. Las brigadas comunitarias realizan acciones de promoción de la salud, mientras que los equipos de atención especializada y clínica brindan atención médica a las personas. Las acciones involucradas son la estratificación de los pacientes, la continuidad de la atención y el suministro de medicamentos, la detección precoz de los síntomas agudos de las ENT y la derivación a hospitales. Se han desarrollado guías estandarizadas que se utilizan para brindar atención tanto a pacientes con COVID-19 como a pacientes con ENT.

Experiencias de países: Barbados

El Teniente Coronel Honorable Jeffrey D. Bostic señaló que Barbados, con una población de 287.000 personas, ocupa un lugar muy alto a nivel mundial en términos de número de centenarios per cápita. Al mismo tiempo, el 53% de la población tiene unao más ENT. Por lo tanto, la prioridad de la respuesta frente al COVID fue atender a la población vulnerable que vive con ENT y a los ancianos, pero los recursos humanos no fueron suficientes para responder a la pandemia de COVID y, al mismo tiempo, mantener las clínicas de ENT. Además, las medidas de COVID restringieron el número de personas en los establecimientos de salud. Se adoptaron tempranamente medidas para asegurar los medicamentos para las ENT y el 90% de los mismos estuvo disponible durante la pandemia. La escasez de recursos humanos se abordó contratando enfermeras de Cuba y Ghana para atender las necesidades generadas por la pandemia. También ha sido necesario crear un clima de confianza para animar a los pacien tes a acudir a las clínicas. Se renovaron clínicas para pacientes ambulatorios en áreas rurales y se compraron dispositivos portátiles de diálisis. Además, se completaron las políticas escolares nutricionales, con la colaboración de la OPS, la Universidad del Caribe y la Asociación de Médicos de Barbados, para abordar la obesidad, un factor de riesgo para el COVID-19.

Se observó una fuerte disminución en el número de pacientes que acudieron a los establecimientos de salud durante la pandemia; por lo tanto, se estableció un programa dirigido a personas con ENT graves mediante visitas domiciliarias, telemedicina y uso de registros médicos electrónicos. Se reclutó a estudiantes universitarios para realizar encuestas a hogares, identificando las condiciones de vida de las personas con ENT y los ancianos, y la posible exposición al COVID.

Las áreas prioritarias del Plan estratégico nacional de ENT, en curso, incluyen la política de nutrición y el programa nacional de cardiología, que cuenta con la colaboración del sector privado, para atender a los pacientes antes de que tengan que acudir a un hospital. Otro desafío es la preparación para la próxima temporada de huracanes, que incluye la provisión de refugio para ancianos y personas con ENT.

Preguntas y respuestas

Hubo un compromiso activo de los participantes y se les pidió a los presentadores que destacaran las innovaciones claves y los aprendizajes para sostener los servicios de ENT durante estos tiempos desafiantes. El Dr. Ruy López Ridaura destacó la necesidad de fortalecer la atención primaria integrada y las redes de atención, porque “no podemos responder con un sistema de salud desconectado de sí mismo y de la comunidad”. El Teniente Coronel Honorable Jeffrey D. Bostic hizo hincapié en el compromiso de todo el país, bajo un enfoque que aborda a todo el sistema y a toda la sociedad, así como la necesidad de prepararse para futuras emergencias. El Dr. Hennis concluyó la sesión agradeciendo a los participantes y ponentes e invitando a todos a unirse al seminario virtual del próximo mes, el 27 de abril a las 11:00 am ET, que se centrará en la salud mental durante el COVID-19.

 

Grabación