Washington, Sept. 20, 2016 (PAHO/WHO)-La Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne, anunció que la organización ha creado un nuevo Departamento de Emergencias en Salud, que se alinea con el nuevo Programa de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Este programa reúne al Departamento de Preparativos para Situaciones de Emergencia y Socorro en Casos de Desastre (PED) y la Unidad de Reglamento Sanitario Internacional/Alerta y Respuesta Ante Epidemias y Enfermedades Transmitidas por el Agua (CHA/IR) en una estructura de gestión consolidada que reportará a la Directora de la OPS.

El Programa de Emergencias de Salud de la OPS cubre cinco áreas, que incluyen Gestión de Amenazas Infecciosas, Preparativos de los Países para Emergencia de Salud y Reglamento Sanitario Internacional, Información de Emergencias de Salud y Evaluación de Riesgos, Operaciones de Emergencia, y Reducción de Riesgos de Desastres y Programas Especiales.

El nuevo departamento integra áreas de trabajo que la OPS ha tenido en funcionamiento por muchos años, pero con un arreglo diferente para alinear su trabajo en emergencias de manera funcional al nuevo Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS (WHE por su sigla en inglés), al tiempo que mantiene las áreas prioritarias de trabajo para la región de las Américas que no están incluidas en WHE.

Entre las prioridades de la OPS figuran la prevención, la reducción de riesgos, los preparativos, la vigilancia, la respuesta y la recuperación temprana, en tanto los países se preparan para responder a, o recuperarse de las emergencias. El nuevo programa deberá trabajar con enfermedades de alto riesgo de potencial pandémico y epidémico, como por ejemplo fiebres hemorrágicas víricas, influenza, coronavirus, enfermedades virales transmitidas por artrópodos [arbovirosis], y enfermedades bacterianas.

La OPS continuará dando su apoyo a los países en las Américas en prepararse para y responder a brotes de enfermedades, desastres naturales o provocados por actividades humanas o conflictos, y otras emergencias.

En la Asamblea Mundial de la Salud, en mayo de este año, cuando se discutió el nuevo programa de la OMS, los delegados de los países de las Américas destacaron que Departamento de Preparativos para Situaciones de Emergencia y Socorro en Casos de Desastre, un área establecida desde 1976, ha sido " un mecanismo comprobado, eficaz y capaz de responder a emergencias y desastres en la región de las Américas, y su trabajo en el marco de la OMS". En ese sentido, señalaron que el apoyo al nuevo programa de la OMS se hace "en el entendido que de que el Programa de la OPS seguirá trabajando con el propósito de responder plenamente a las necesidades de los Estados Miembros de la región, y que éste trabajará y se coordinará como sea apropiado con el Programa de la OMS".

El Departamento de Enfermedades Transmisibles y Análisis de Salud (CHA), además de su trabajo con las enfermedades infecciosas desatendidas, la entomología de salud pública y el control de vectores, VIH, tuberculosis, dengue, malaria, hepatitis, enfermedades de transmisión sexual y análisis e información de la salud, también será responsable de las áreas de resistencia antimicrobiana, inocuidad de los alimentos, dengue, y del trabajo regional en agua y saneamiento.