Nassau, Bahamas, 3 de septiembre de 2019 (OPS) - Un equipo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) está trabajando en estrecha colaboración con las autoridades de salud en las Bahamas para apoyar su respuesta al huracán Dorian, que ha dañado las instalaciones de salud e inundó hospitales en las islas Abaco y la isla de Gran Bahama.

hurricane dorian grand bahamas

Antes del huracán, la oficina de país de la OPS contribuyó a la planificación de la preparación y respuesta del Ministerio de Salud. La OPS también preseleccionó expertos de su oficina subregional en Barbados para ayudar al país en las evaluaciones in situ de saneamiento e higiene del agua y de las necesidades de infraestructura e instalaciones de salud. Se espera que llegue apoyo adicional en logística, coordinación civil y militar, gestión de la información, vigilancia y coordinación dentro de las próximas 24 horas para trabajar con el país.

Una evaluación rápida es crucial para ayudar al Ministerio de Salud en la implementación de intervenciones urgentes que salvan vidas, dijo el doctor Ciro Ugarte, director del Departamento de Emergencias de Salud de la OPS.

El huracán Dorian azotó las islas Abaco con la mayor severidad, y daños importantes en la infraestructura de salud son probables, aunque las comunicaciones están actualmente interrumpidas y no se puede llegar a las islas.

Alrededor de 400 personas buscaron refugio en la clínica en Marsh Harbour en Abaco, y los informes iniciales de muertes y lesiones aún no han sido confirmados. En Gran Bahama, Dorian se detuvo sobre la isla con lluvias intensas, vientos de 165 millas por hora y marejadas ciclónicas de entre 4 y 6 metros de alto. Los informes indican que las personas están varadas en edificios inundados.

El Ministerio de Salud informó que al menos 20 pacientes críticos fueron evacuados de Abaco al Hospital Princess Margaret por la Fuerza de Defensa de las Bahamas Royal Bahamas.

El personal de salud de New Providence -la isla más poblada de las Bahamas- y otras ‘Family Islands’ (islas exteriores menos desarrolladas) no afectadas están en espera para ser desplegados en Abaco y Grand Bahama para reemplazar a los agotados profesionales de la salud. El Ministerio de Salud está determinando qué equipos médicos adicionales deben desplegarse en las islas afectadas y decidirá los despliegues de acuerdo con las necesidades en las islas afectadas.

En la isla de Gran Bahama, el Hospital Rand Memorial cuenta con 70 enfermeras, 3 médicos de emergencias y altos funcionarios de salud en espera de necesidades médicas en otras islas, y el Ministerio de Salud está estableciendo un sistema rotativo para médicos y enfermeras para brindar apoyo a la Clínica Marsh Harbour, una vez que Abaco se considere seguro.

Las inundaciones extensas en ambas islas afectadas, el daño al Hospital Rand Memorial en Freeport, Gran Bahama, el desplazamiento de personas como resultado de daños o pérdidas de propiedad y el trauma psicológico de la población podrían traer desafíos adicionales de salud pública.

hurricane dorian flooded hospital
hurricane dorian flooded hospital
hurricane dorian flooded hospital

La oficina de país de la OPS en las Bahamas también está trabajando estrechamente con la Agencia Nacional para el Manejo de Emergencias (NEMA) de las Bahamas. Los expertos están evaluando qué suministros médicos se necesitarán, después de una evaluación de las instalaciones de salud del país y de su estado operativo.

Otros países y organizaciones del Caribe y otros lugares han ofrecido enviar equipos médicos de emergencia, dijo el doctor Ugarte, pero primero se debe completar una evaluación de las necesidades.

La OPS también está trabajando estrechamente con la Agencia de Manejo de Emergencias por Desastres en el Caribe (CDEMA), la Agencia de Salud Pública del Caribe (CARPHA) y otros socios para apoyar al Gobierno de las Bahamas en la evaluación rápida de los daños del huracán Dorian y en la priorización de las necesidades.

La OPS se pondrá en contacto con socios internacionales para movilizar recursos humanos y financieros para responder a las necesidades del sector de la salud, una vez identificadas y solicitadas por las autoridades nacionales.