Washington, DC, 27 de enero de 2014 (OPS/OMS).- La Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) ha informado a los gobiernos de México y los Estados Unidos que su oficina de campo, que lleva 72 años prestando servicios en la frontera entre esos dos países y se encuentra en la ciudad de El Paso (Texas), se cerrará por mutuo acuerdo el 30 de abril del 2014. La OPS/OMS también anunció su compromiso de mantener la cooperación técnica en curso en esa zona fronteriza en consulta con estos dos Estados Miembros.

 
La oficina en El Paso se estableció en 1942 y fue la primera oficina de campo de la OPS/OMS. Su misión era prestar apoyo técnico a las autoridades sanitarias locales y estatales a ambos lados de la frontera, haciendo hincapié en las nuevas necesidades de salud pública. Una de las prioridades iniciales fue el control de las infecciones de transmisión sexual y la tuberculosis en la población fronteriza, que en ese momento incluía contingentes de soldados en rotación entre despliegues de combate en la Segunda Guerra Mundial.

En los años siguientes, la oficina de campo para la frontera entre México y los Estados Unidos elaboró un programa completo de actividades de salud pública, facilitando la cooperación binacional y la creación de alianzas y consenso entre las organizaciones federales, estatales y locales.

La frontera de 3.145 kilómetros que comparten México y los Estados Unidos se encuentra entre las zonas fronterizas más complejas y dinámicas del mundo. Es también un lugar donde se han superado muchos retos de salud y se ha mejorado a lo largo del tiempo la capacidad de los organismos fronterizos para hacer frente a esos retos.

La OPS/OMS realizó dos evaluaciones de la oficina de campo para la frontera, una en 1997 y la otra en el 2013, con el fin de analizar la eficacia en función de los costos de mantener una presencia física en la frontera. Se consultaron más de 200 expertos y organizaciones asociadas en el proceso. La decisión final de cerrar la oficina se tomó de manera conjunta entre los dos Estados Miembros involucrados.

"El hecho de que nuestra presencia física en esta zona ya no sea necesaria muestra el gran éxito que han tenido los dos gobiernos, junto con la OPS", manifestó la Directora de la OPS/OMS, Carissa F. Etienne.

Entre los logros más notables de la cooperación técnica de la OPS/OMS en la zona fronteriza cabe destacar la eliminación de la rabia humana transmitida por el perro. Desde comienzos de los años cincuenta, la OPS/OMS trabajó con los gobiernos federales y locales para ejecutar una iniciativa de eliminación a largo plazo. Otros asociados, incluida la Asociación Rotaria Internacional, contribuyeron al éxito final de la iniciativa, de manera tal que para principios de los años setenta ya no se notificaban casos de rabia humana transmitida por el perro en la zona fronteriza.

Los proyectos actuales de cooperación técnica de la OPS/OMS supervisados por la oficina de campo en El Paso finalizaron el 31 de diciembre del 2013 y la oficina se cerrará formalmente el 30 de abril del 2014. En los próximos meses, el personal de la OPS/OMS documentará las enseñanzas extraídas y las mejores prácticas logradas durante los 72 años de funcionamiento de esta oficina, y transmitirá esta memoria institucional a los organismos asociados.

Las actividades futuras de cooperación técnica de la OPS/OMS en la zona fronteriza incluirán prestar apoyo a la Comisión de Salud Fronteriza México-Estados Unidos, creada en el año 2000.