Radiología: un servicio central que debe utilizarse bajo estrictas normas de seguridad

13 Abr 2015

Así lo indicaron durante el Congreso Regional Latinoamericano de Protección y Seguridad Radiológica, que se realiza esta semana en Buenos Aires y del que participa la OPS/OMS. 

Buenos Aires, 13 de abril de 2015 (OPS/OMS).- Los servicios de Radiología representan un avance significativo e irremplazable de la medicina que debe ser utilizado estrictamente bajo las normas internacionales de seguridad aprobadas por la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) junto con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y otros actores relevantes, coincidieron los participantes del Congreso Regional Latinoamericano de Protección y Seguridad Radiológica que se realiza esta semana en Buenos Aires. 

Los servicios de diagnóstico por imágenes, la radiología intervencionista y la radioterapia "traen importantes beneficios, así como riesgos para el personal de salud y la misma población cuando no se aplican con cabalidad las normas internacionales de seguridad de protección radiológica", reflexionó el representante de la OPS/OMS en Argentina, Pier Paolo Balladelli, durante la apertura del congreso, organizado por la Asociación Internacional de Protección Radiológica. "La implementación de las normas establecidas es tarea de los gobiernos, en particular de los ministerios de Salud, en cuanto autoridad nacional en salud, conjuntamente con la agencia reguladora nacional", explicó. 

Durante el encuentro, que se extenderá hasta el viernes, expertos en la temática analizarán la implementación de la radiología en la medicina y en la industria, las emergencias radiológicas y nucleares, la educación y entrenamiento en esta temática, la infraestructura regulatoria del sector y la comunicación con la sociedad, entre otros tópicos. También se desarrolló un evento del Foro Iberoamericano de Organismos Reguladores Radiológicos y Nucleares, del que participó OPS. 

"Para que se logre el impacto deseado de las normas de seguridad se requiere un trabajo concertado con todas las demás entidades como son las organizaciones internacionales, las asociaciones profesionales médicas y de física nuclear, así como de protección radiológicas, la industria, los investigadores, los educadores, los comunicadores y los mismos usuarios", subrayó Balladelli, quien destacó el papel del Instituto Nacional del Cáncer (INC) como un importante aliado en el país. 

En la región de las Américas, el número de servicios de rayos viene en aumento en respuesta a los principales problemas de salud pública relacionados con las enfermedades transmisibles, como con el incremento de las enfermedades crónicas no trasmisibles. Se espera además que en el futuro cercano este incremento continúe como resultado de la implementación por parte de los países de la Resolución sobre la Estrategia para el Acceso Universal a la Salud y la Cobertura Universal de Salud, aprobada por el Consejo Directivo de la OPS en 2014.

Cerca de 3.600 millones de rayos x se hacen cada año alrededor del mundo, pero hay una amplia disparidad en las tasas de diagnósticos radiológicos entre los países con distintos niveles de ingresos. En países de ingresos bajos, varios pacientes no tienen acceso a los diagnósticos de imagen como ultrasonidos y rayos x, que pueden cubrir entre el 80 y 90% de las enfermedades y condiciones más frecuentes.

En América Latina y el Caribe, 22 países que se consideran que tienen un nivel intermedio de desarrollo en su atención en salud realizan unos 400 estudios radiológicos por cada 1.000 habitantes al año.

Los servicios radiológicos tienen un papel central en muchas de las áreas del cuidado en salud, desde la salud materno-infantil hasta las enfermedades infecciosas y no transmisibles. La mamografía, por ejemplo, es un elemento clave para una detección temprana y diagnóstico del cáncer de mama, que es necesario para proveer un tratamiento apropiado.