Brasil y Perú se incorporan al creciente conjunto de países de la Región de las Américas que están eliminando las grasas trans de producción industrial

13 Ago 2021
No Trans fats
13 Ago 2021

Utilizadas en aperitivos o refrigerios, alimentos fritos y productos horneados, las grasas trans se vinculan a la cardiopatía coronaria, la principal causa de muerte en la Región.

Washington, D.C., 25 de agosto del 2021 ‒ Brasil y Perú se han unido al número cada vez mayor de países de la Región de las Américas que están adoptando medidas para eliminar las grasas trans de producción industrial, que se estima que causan cerca de 160.000 muertes por cardiopatía coronaria cada año en la Región. 

“Las grasas trans de producción industrial han acabado con millones de vidas desde que los fabricantes de productos ultraprocesados las introdujeron hace cien años”, indicó Anselm Hennis, Director del Departamento de Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). “Estas nuevas normativas recientemente implementadas en Perú y Brasil mejorarán la salud y el bienestar de sus poblaciones”.

Trans fats

En julio de este año entró en vigor en Perú la ley n.º 30021, por la que se limita el uso de grasas trans producidas industrialmente a no más del 2% de la cantidad total de grasas en los alimentos, de manera que se elimine su consumo de manera eficaz. Esta ley también prohíbe el consumo de aceites parcialmente hidrogenados, lo cual significa que en la práctica se eliminan las grasas trans de produccion industrial. 

El mes pasado, Brasil implementó la normativa RDC 332/2019, por medio de la cual se aplica la restricción del 2%. Está previsto que Brasil prohíba los aceites parcialmente hidrogenados en enero del 2023.

Perú y Brasil se unen a los tres países ‒Canadá, Chile y Estados Unidos‒ que ya han eliminado el uso de grasas trans de producción industrial en los alimentos. 

Las regulaciones aplicadas  por los cinco países se alinean con el Plan de acción para eliminar los ácidos grasos trans de producción industrial 2020-2025, que propone la eliminación de las grasas mediante la restricción del 2%, la prohibición de los aceites parcialmente hidrogenados o una combinación de ambas medidas.

"Estos países han sido los primeros en salvaguardar la salud pública de las grasas trans de producción industrial”, señaló el doctor Hennis. “La aplicación de estas normativas es la culminación de años de esfuerzo, y prevemos que otros países de la Región pronto seguirán este ejemplo”.

Uruguay y Paraguay están trabajando en eliminar las grasas trans de producción industrial, de acuerdo con una encuesta realizada por la OPS sobre el progreso de 30 países en el camino hacia la eliminación de las grasas trans producidas industrialmente. Ambos países han aprobado la restricción del 2% de grasas trans, si bien no entrará en vigor hasta el año 2022 en el caso de Uruguay y el año 2024 en el caso de Paraguay. 

Otros tres países ‒Argentina, Colombia y Ecuador‒ han promulgado políticas que requieren enmiendas para cumplir el marco de referencia establecido por el plan de la OPS para eliminar las grasas trans de producción industrial y por el llamamiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para eliminar estas grasas antes del 2023. El programa de la OMS se conoce como el conjunto de medidas REPLACE.

Sobre las grasas trans producidas industrialmente 

Las grasas trans de producción industrial se encuentran en las grasas vegetales endurecidas, como la margarina y el ghee vegetal (mantequilla clarificada). Estas grasas se emplean en productos horneados y alimentos fritos, así como muchos aperitivos y productos ultraprocesados. 

A nivel mundial, de acuerdo a las mejores estimaciones disponibles , en el 2010 se atribuyeron 537.000 muertes por cardiopatía coronaria al consumo de grasas trans de producción industrial. De las 160.000 muertes en la Región, 45% fueron prematuras.

Contactos 

Daniel Epstein 
Nancy Nusser 
Sebastián Oliel
Ashley Baldwin 
Nadia Peimbert-Rappaport 
mediateam@paho.org