OPS/OMS lanza una llamada a manifestaciones de interés para contribuir con el establecimiento de una plataforma de transferencia tecnológica para vacunas contra la COVID-19 basadas en ARNm

16 Jun 2021
mRNA vaccine technology transfer hub
16 Jun 2021

Washington DC, 16 de junio del 2021 (OPS)- La Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) organizó una reunión virtual para diseminar la llamada a manifestación de interés para contribuir con la OMS en  el establecimiento de una plataforma de transferencia tecnológica para vacunas contra la COVID-19 basadas en tecnología de ARNm. La reunión se llevó acabo de manera virtual el día 9 de junio del 2021. 

Dada la necesidad de que los países de ingresos bajos y medianos puedan responder a la pandemia de COVID-19, la OMS busca expandir la capacidad de los países para producir vacunas COVID-19 y contribuir al éxito de la campaña mundial de vacunación a nivel nacional, regional y mundial.

El objetivo de la reunión fue dar información sobre los requisitos necesarios para participar de la llamada a manifestación de interés, las consideraciones que se tendrán en cuenta para la selección de los candidatos y la cronología. 

“La pandemia de COVID-19 a puesto a relucir la altísima dependencia de la importación de medicamentos y otras tecnologías esenciales para atender las necesidades de los sistemas de salud en tiempos de una emergencia de salud pública”, dijo Jarbas Barbosa, Subdirector, OPS. 

“La tecnología ARNm ha revolucionado el desarrollo y provisión de vacunas contra la COVID-19 y ha demostrado una altísima efectividad con bajo riesgo. Aún más, la tecnología permite pensar en su aplicación más amplia para el desarrollo de nuevas vacunas de uso habitual” dijo Jarbas Barbosa. 

La OPS, junto con otros organismos y socios, está trabajando para fortalecer la capacidad productiva de tecnologías esenciales en América Latina y el Caribe para asegurar la disponibilidad oportuna y el desarrollo económico y social en los países. 

“Mediante esta nueva iniciativa, la OMS facilitará el establecimiento de uno o más, según corresponda, centros de transferencia de tecnología que podrán transferir un paquete integral de transferencia de tecnología y proporcionar capacitación a los fabricantes interesados en los países de ingresos medianos y bajos”, dijo James Fitzgerald, Director, Sistemas y Servicios de Salud, OPS/OMS. 

Esta iniciativa priorizará inicialmente la tecnología de la vacuna de ARNm, pero la convocatoria se ampliará a otras tecnologías en el futuro. La OMS trabajará con financiadores y donantes para movilizar apoyo financiero para establecer el (los) centro(s) y, a medida que se estén estableciendo, para apoyar la transferencia de tecnología a los fabricantes seleccionados en los países de ingresos bajos y medianos, teniendo en cuenta la necesidad de establecer la capacidad permanente de producción de vacunas en las regiones en las que actualmente no existe.  Este objetivo más amplio garantizará que todas las regiones de la OMS puedan producir vacunas como medida esencial de preparación contra futuras amenazas infecciosas.

“Nuestra ambición es mejorar la seguridad sanitaria a largo plazo de los países de ingresos bajos y medianos a través de dos objetivos clave: ampliar las capacidades de los fabricantes existentes en los países y establecer capacidad sostenible en regiones sin capacidad significativa”, dijo Martin Friede, Coordinador, Iniciativa para Investigación de Vacunas, OMS.

Al 7 de junio de 2021, se recibieron más de 20 respuestas de posibles donantes de tecnología y/o sitios para instalar la plataforma/hub; y más de 30 respuestas de países y fabricantes con probabilidades de ser posibles destinatarios.

Analía Porrás, Jefa de la Unidad de Medicamentos y Tecnologías Sanitarias de la OPS, presentó sobre las consideraciones que se tendrán en cuenta para priorizar la enorme cantidad de solicitudes recibidas y para garantizar las condiciones de acceso equitativo a las vacunas y otras tecnologías sanitarias.

“Se tendrá en cuenta que las propuestas tengan un aseguramiento integral de la calidad, seguridad y eficacia, condiciones de asequibilidad, alcance geográfico y sostenibilidad”, dijo Analía Porrás.

Por un lado, se priorizará que las autoridades regulatorias locales tengan las capacidades necesarias, o haya un compromiso delineado y certero a aumentar sus capacidades, para poder hacer la fiscalización de la calidad del producto a nivel local; o que trabajen con otras autoridades para poder hacerlo en conjunto. 

Por otro lado, “se considerará que los productos sean sometidos para la consideración del Programa de calificación de la OMS para su uso emergencial o para su proceso de precalificación”, explicó Porrás. “Esta es una condición importante para garantizar que los productos tengan la confianza de la población general”, agregó. 

John Fitzsimmons, Jefe del Programa especial del Fondo Rotatorio para el Acceso a las Vacunas de la OPS/OMS, presentó el rol del Fondo Rotatorio para mejorar la capacidad de planificación y pronóstico de la demanda de vacunas de los programas nacionales de inmunización, fortalecer la gestión de la cadena de suministro y asegurar su financiamiento y sostenibilidad.

“A nivel mundial, las Américas ha sido la región líder en la adopción y distribución de vacunas contra la influenza. Y este fue un componente importante en la preparación para la pandemia actual, enfocándose en las poblaciones de alto riesgo, la estacionalidad involucrada y la aceptación en los países”, dijo Fitzsimmons.

Además, mencionó las oportunidades para que los países se involucren en el mecanismo COVAX a través del Fondo Rotatorio de la OPS. “Las incógnitas actuales y la dinámica futura requerirán una planificación interactiva de la demanda y un enfoque de adecuación de la oferta para el 2022 y los siguientes años. El papel del Fondo Rotatorio de la OPS será fundamental para garantizar el equilibrio entre la demanda y la oferta”, dijo Fitzsimmons. 

Más de 390 personas participaron de la reunión, incluyendo representantes de ministerios de salud o autoridades regulatorias de los siguientes países: Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, Estados Unidos, Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela.