• Asistentes al segundo Taller del TrackFin de Agua, Saneamiento e Higiene de México

Presentación del TrackFin de Agua, Saneamiento e Higiene de México

16 Jul 2019

Por Hildegardi Venero

Foto portada: Asistentes al segundo Taller del TrackFin de Agua, Saneamiento e Higiene de México

El TrackFin es una iniciativa liderada por el Proyecto UN-Water GLAAS de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que permite monitorear y hacer seguimiento a las cuentas de los servicios de agua, saneamiento e higiene de un determinado país. En este contexto México es el tercer país en el que se aplicó esta metodología, en un proceso que se llevó a cabo en 15 semanas de trabajo con la asesoría técnica del Equipo ETRAS y la OPS de México.

El 5 de julio del 2019 se realizó en México el segundo taller de presentación de resultados del TrackFin, con la participación de diferentes instituciones relacionadas con el sector agua, saneamiento e higiene, como CONAGUA, COFEPRIS, INPI, OECD México, PNUD. IMTA. INIFED, entre otras.

La agenda del taller estaba compuesta de 3 partes, en primer lugar, se dieron palabras de bienvenida al público de parte del Coordinar del equipo ETRAS de la OPS Dr. Teófilo Monteiro, la representante de Cooperación Internacional de Conagua Lic. Silvia Sánchez y el Sub-Director Ejecutivo de Políticas de Riesgo de COFEPRIS Lic. Jose Herrera Bazán.

En la segunda parte la Ing. Patricia Segurado asesora de la OPS México expuso sobre “El Proceso del TrackFin en México: Avances y Desafíos”, en el que abordo el objetivo del TrackFin y la importancia de aplicar esta metodología en este país. En un primer momento, afirmó que las encuestas GLAAS evidencian una brecha sustancial en la comprensión, seguimiento y monitoreo de las cuentas de agua saneamiento e higiene, de ahí la importancia de hacer un ejercicio de esta naturaleza. En segundo lugar, mencionó que los informes financieros del sector ASH no están alineados y son insuficientes para planificar y tomar decisiones.

En esa misma línea, destacó el apoyo de las instituciones en el registro de información, así como en las entrevistas que sirvieron para validar los datos. Además, explicó, que este ejercicio permitió mapear actores, identificar tipos de servicios, usos, tipo de proveedores y de financiamiento. Finalmente afirmó que México es el primer país de América Latina donde se aplica el Software WAPT que automatiza los procesos y da como resultados las 11 principales tablas del TrackFin, los indicadores y el mapeo institucional.

Por otro lado, Hildegardi Venero, del ETRAS -OPS Abordó el tema “El proceso del TrackFin en Argentina y Brasil, un análisis de las lecciones aprendidas, y recomendaciones de política que puede servir para el caso mexicano”.  En la exposición se abordó la importancia que tuvo la aplicación de esta metodología en Argentina y el Municipio de Petrópolis en Brasil, lo cual permitió estimar la brecha de información, los flujos financieros, y el gasto necesario para la universalización de los servicios de ASH. En esta misma línea se explicó que tanto en Argentina como en Petrópolis, se tuvo una importante incidencia política dado que la evidencia que presentó el TrackFin, permitió implementar medidas de política inmediatas en función de los resultados. También se mostró evidencia que en ambos países se invertía más en el servicio de agua que en saneamiento e higiene y que el mayor gasto del sector se concentra en la administración, operación y mantenimiento de los servicios, más que en las inversiones. Por otro, la experiencia municipal del Petrópolis pudo determinar que era más fácil hacer el ejercicio a nivel municipal, donde las diferentes áreas intervenían y podían brindar información de forma más rápida dado que se requiere cadenas de servicios detalladas. Otro aspecto importante, es que se puede adecuar el TrackFin a diferentes necesidades, como el caso de Petrópolis que incluye el servicio de residuos sólidos, pese a que no se tenía contabilidad por centro de costos, gastos y activos, en un inicio.

En un tercer momento se presentaron dos temas, en primer lugar, la representante de CONAGUA expuso el tema de “Las inversiones de Agua, Saneamiento e Higiene en México”, quien abordó el tema desde la perspectiva del gasto de inversiones de Conagua y la evolución de estas en los últimos años.

Finalmente, José Araujo, Consultor nacional de la OPS, expuso la metodología y los resultados del TrackFin México 2019. En su presentación mencionó que el TrackFin cumple con el objetivo de facilitar la toma de decisiones basadas en evidencias, con una metodología única que puede comparar las cuentas de México con la de otros países. También presentó información sobre el destino del gasto según estado, lo cual permitió identificar aquellos lugares a los cuales se destina un menor monto de gasto público, y los problemas de inequidad que surgen con las políticas actuales, información que sirve para poder mejorar la efectividad del gasto una vez que se rediseñen las políticas en base a esta información.

Los primeros resultados permiten determinar que en México el gasto total en agua y saneamiento de todos los organismos ligados al sector es de 143,881 millones de pesos mexicanos, en ese sentido el gasto per-cápita es de US56.6 dólares americanos. Otro resultado de este ejercicio es que la mayor parte del gasto está destinado a la administración, operación y mantenimiento de los sistemas (78%), mientras que las inversiones representan una menor proporción (22%). En cuanto al porcentaje del PBI que representa el gasto total en agua y saneamiento, permitió determinar que este representa el 0.61% del PBI de México al 2018.

En cuanto a las formas de financiamiento del gasto total, se registra que el 43.6% se financia con transferencias públicas domésticas; otra fuente de financiamiento importante es la recaudación que se hace por el pago de tarifas de los usuarios domésticos y no domésticos que financia el 50% del gasto total en ASH. Otras fuentes de financiamiento del gasto son las transferencias públicas internacionales y los otros aportantes privados que cubren la brecha entre gastos e ingresos con 2.4% y 3.6% respectivamente.

En cuanto a la brecha de información se pudo determinar que del 100% de entidades que se identificaron para registrar información, el 23% dio información completa, mientras que en el 52% de las mismas se usó información secundaria oficial proveniente de la misma institución, y el 19% no cuenta con información. No obstante, se pudo analizar que el monto de gasto registrado con información primaria representa más del 70% del gasto total, porque las principales instituciones que tiene a su cargo la mayor parte del gasto son los organismos operadores y la Comisión Nacional de Agua, las cuales remitieron información sobre las cuentas en agua, saneamiento e Higiene para este ejercicio.

Otro resultado importante es que la mayor parte del gasto total se concentra en el servicio del agua, más que en saneamiento e higiene, las unidades de financiamiento más importantes son la entidades productivas y comerciales que se abastecen de la red (60%). De la misma forma se pudo determinar que los principales proveedores del servicio son las Secretarías, Ministerios y Gobiernos, así como los proveedores de la Red Corporativa. Entre los principales productos del TrackFin destacan, una base de datos validada de las cuentas de agua y saneamiento e higiene de México estimada de acuerdo con los estándares de una metodología internacional. El software WAPT validado con información de todas las instituciones que se incluyeren en el ejercicio, la determinación del monto total del gasto en ASH incluyendo a todos los actores.  Otros productos importantes como son los indicadores resultado de este ejercicio; el monto total de las inversiones, y el monto total de los costos de administración, operación y mantenimiento. Todos estos productos facilitarán el proceso de planificación del sector así como la incorporación de un sistema de monitoreo de las cuentas de agua, saneamiento e higiene.