• Virus de la COVID-19

Equipos técnicos de salud de Venezuela fueron entrenados para el uso del nuevo diagnóstico antigénico de la COVID-19

26 Oct 2020

Caracas, 26 de octubre de 2020 (OPS)- Con el objetivo de avanzar en la incorporación del nuevo diagnóstico del SARS-CoV-2, cuyas pruebas y equipos fueron recibidos recientemente por Venezuela a través de la cooperación técnica de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) realizó el taller “Uso de la prueba diagnóstica rápida antigénica COVID-19 FIA”.

El taller presencial fue efectuado en el Instituto Nacional de Higiene “Rafael Rangel” (INHRR), el pasado 24 de octubre de 2020, y contó con la participación de los directores de Epidemiología y los coordinadores de Salud Pública de Aragua, Carabobo, Cojedes, Distrito Capital, Guárico, La Guaira, Miranda y Yaracuy.

En la inauguración de la jornada, además de Paolo Balladelli, representante de la OPS/OMS en Venezuela, estuvieron Marisela Bermúdez, viceministra de Redes de Salud Colectiva del MPPS; Nuramí Gutiérrez, presidenta del INHRR; y José Manuel García, director de Epidemiología, quienes alentaron a los equipos técnicos de los ocho estados participantes a caminar hacia una adecuada implementación de estas nuevas PDR antigénicas para contribuir en la contención de la COVID-19.

Los técnicos de laboratorios de ocho estados tienen alto compromiso y una labor de enorme importancia para mejorar la inteligencia en el manejo de pacientes y quebrar la transmisión de la COVID-19 en el país, a través del uso correcto de este nuevo test de antígeno y del análisis de su información”, aseguró el funcionario de la OPS/OMS. 

A inicios de octubre, Venezuela recibió 340 mil pruebas para el diagnóstico por detección de antígenos y 35 equipos lectores, gestionados por la OPS en el marco del acuerdo suscrito con el Ministerio de Salud y el equipo asesor de la Asamblea Nacional.

La OPS también brinda asesoría técnica para la implementación de este nuevo diagnóstico confirmatorio, que busca contribuir a la interrupción de la transmisión comunitaria de la COVID-19.