OPS participó en la elaboración de acuerdos Costa Rica-Nicaragua para poner fin a la malaria

9 Feb 2021
Acuerdos binacionales malaria

San José, Costa Rica (OPS/OMS). El pasado 27 de enero se realizó el Encuentro Técnico Operativo para la elaboración de acuerdos binacionales de cooperación tendientes a la eliminación de la malaria fronteriza y transfronteriza entre Costa Rica y Nicaragua, evento que contó con la participación del Programa Subregional para Centroamérica (CAM), el Programa Regional de Malaria, la Representante de OPS Costa Rica -Dra. María Dolores Pérez-, la Representante de OPS Nicaragua -Ing. Ana Solís - y parte del equipo técnico de las representaciones de ambos países.

Como resultado de la reunión se definieron los contenidos generales de los acuerdos con base en las áreas críticas identificadas, algunas propuestas de trabajo del nivel local en el área de frontera y el mecanismo para el intercambio de información entre ambos países.

El evento fue organizado por la Secretaría Ejecutiva del Consejo de Ministros de Salud de Centroamérica y República Dominicana (SE-COMISCA) y la Iniciativa Regional para la  Eliminación de la Malaria (IREM), en la cual participan Belice, República Dominicana, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica ,  Panamá, Colombia y México, con la cooperación técnica de OPS/OMS.

En sus palabras inaugurales, el Dr. Alejandro Solís Martínez, Secretario Ejecutivo del COMISCA, manifestó la importancia de “intercambiar entre sí los problemas que enfrentan y/o comparten en el tema de la malaria, así como consensuar las actividades que se desarrollarán conjuntamente o en cada territorio; logrando de esta manera el compromiso de ambos para iniciar la implementación de actividades en las fronteras que comparten”.

También se dirigieron a los participantes la Dra. Alejandra Acuña, Viceministra de Salud de Costa Rica, y el Dr. Cristhian Toledo, Director General de Vigilancia de la Salud del Ministerio de Salud de Nicaragua, haciendo un llamado a la integración del trabajo, comunicación y articulación de las acciones  entre los dos países.

La meta originaria de la IREM, nacida en el 2013 en el marco de la XX Reunión del COMISCA, es eliminar los casos de malaria de transmisión autóctona al 2020 y evitar la reintroducción (aunque debido a la pandemia por COVID-19 se está evaluando la postergación de la fecha a dos o tres años).

Basada en la estrategia DTIR (Detección, Diagnóstico, Tratamiento, Investigación y Respuesta), la IREM busca asegurar el diagnóstico, tratamiento, investigación y respuesta de calidad para eliminar el parásito del reservorio; fortalecer los sistemas de vigilancia epidemiológica para asegurar que cualquier caso, independientemente de su origen, sea detectado oportunamente; y fortalecer la gestión integrada de vectores para reducir el riesgo de reintroducción en áreas receptivas y vulnerables.

OPS/OMS, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), COMISCA, la Dirección Ejecutiva del Proyecto de Desarrollo e Integración de Mesoamérica (PM) y la Clinton Health Access Initiative (CHAI) conforman el Comité Estratégico y Operacional que proporciona asistencia técnica y operativa a la IREM.