Enfermedad de Chagas

La enfermedad de Chagas es una afección parasitaria, sistémica, crónica, transmitida por vectores y causada por el protozoario Trypanosoma cruzi, con una firme vinculación con aspectos socio-económico-culturales deficitarios, considerándosela una enfermedad desatendida. Es una patología endémica en 21 países de las Américas, aunque las migraciones de personas infectadas pueden llevarla a países no endémicos de América y el Mundo.

El principal mecanismo de transmisión es vectorial, por hemípteros (chinches), de la Subfamilia Triatominae (con alimentación hematófaga). Infectan personas expuestas a su picadura, al depositar sus heces infectadas en heridas de la piel o sobre mucosas. Otras modalidades de transmisión son transfusional, congénita, transplantes de órganos u oral. Se estima que en la Región, cerca de 100 millones de personas están en riesgo de infectarse, unos 6 millones infectadas, con 30.000 nuevos casos anuales por todas las formas de transmisión, motivando 12.000 muertes anuales.

Datos clave
  • El Chagas es casi 100% curable si se trata en sus etapas iniciales con los medicamentos: Benznidazol y Nifurtimox.
  • La enfermedad de Chagas es endémica en 21 países de las Américas y afecta a un estimado de 6 millones de personas.
  • En las Américas, se registran 30.000 nuevos casos cada año, 12.000 muertes en promedio y 8.000 recién nacidos se infectan durante la gestación.
  • Actualmente, unos 70 millones de personas en las Américas viven en áreas expuestas al Chagas y están en riesgo de contraer la enfermedad.
Lo que la OPS hace
  • Desde principios de la década de los 90, los países afectados por la enfermedad de Chagas junto con la OPS/OMS, generaron un exitoso esquema de cooperación técnica horizontal entre países, mediante las Iniciativas Subregionales de Prevención y Control de la Enfermedad de Chagas (Cono Sur, América Central y México, países andinos y países amazónicos).
  • Las Iniciativas han permitido alcanzar reducciones importantes del número de casos agudos y de la presencia dentro de los domicilios de los vectores en todas las zonas endémicas, así como en la reducción de la morbilidad, la mortalidad y el sufrimiento de aquellos afectados.
  • Se ha contribuido a mejoras sustanciales de la situación mediante: la interrupción de la transmisión vectorial en 17 países afectados, la eliminación de especies alóctonas de vectores, la implementación del tamizaje universal de donantes de sangre en los 21 países endémicos, la detección y tratamiento de casos congénitos, la ampliación de la cobertura para el diagnóstico, acceso a tratamiento y atención clínica de los pacientes.
  • En El Salvador, Costa Rica y México se logró la eliminación de Rhodnius prolixus como principal vector entre 2009 y 2010. En Sur América se logró la eliminación del vector Triatoma infestans, en Brasil (Sao Paulo) y Uruguay, en 2012 y 2014 respectivamente.
  • Por medio de la OPS/OMS, los países reciben entre 3.000 y 4.000 tratamientos de Nifurtimox por año. El Benznidazol, que ahora es producido por Argentina y Brasil, se puede adquirir a través del Fondo Estratégico de la OPS/OMS.
  • La resolución WHA63.20 de la Asamblea Mundial de la Salud, del 2010 y la resolución CD50.R17 de la OPS/OMS del 2010, establecen e implementan la actual Estrategia y Plan de Acción para la Prevención, Control y Atención de la Enfermedad de Chagas.
  • Las resoluciones de la OPS/OMS CD49.R19 y CD55.R9 para la eliminación de las enfermedades desatendidas, brindan también el marco de referencia para eliminar la Enfermedad de Chagas como problema de salud pública.