Conformarán de una red de salud interamericana para emergencias, con el apoyo de la OPS/OMS

Washington, DC, 2 octubre de 2014 (OPS/OMS).- Los ministerios de Salud de las Américas acordaron un plan de acción para fortalecer su capacidad de coordinación del envío y recepción de la ayuda humanitaria internacional durante situaciones de emergencias y desastres, con el fin de dar una respuesta oportuna y eficaz, y salvar vidas.

La gran mayoría de los países de la región tienen la capacidad para responder con sus propios recursos humanos y materiales a emergencias y desastres de escala moderada. Sin embargo, cuando ocurren eventos de mayor magnitud, la asistencia internacional sigue siendo necesaria para complementar los esfuerzos de los países afectados. 

"La meta es salvar vidas, evitar discapacidades y proteger la salud, en particular de las mujeres, los niños y las niñas, los adultos mayores, personas con discapacidad o quienes viven en situación de vulnerabilidad, todo en un marco de equidad, transparencia e inclusión", señaló Ciro Ugarte, gerente regional del Programa de Emergencias y Desastres de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

La creación de una red de asistencia humanitaria internacional en salud para emergencias en las Américas es una de las acciones que prevé el Plan de acción para coordinar la asistencia humanitaria 2014-2019, aprobado durante el 53° Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que tuvo lugar en Washington, DC, del 29 de septiembre al 3 de octubre.

La red, que servirá para agilizar la cooperación y disminuir los tiempos de respuesta durante una emergencia o desastre, interconectará los sistemas logísticos del sector salud de diversos países y permitirá entre otras cosas, el avance en un sistema de registro de equipos médicos internacionales, acorde con estándares internacionales.

Además, los países y la OPS/OMS buscarán:

  • fortalecer e incrementar las alianzas y la cooperación para facilitar la asistencia humanitaria en materia de salud;
  • establecer un mecanismo regional de registro de equipos médicos internacionales;
  • disponer de mecanismos de coordinación de la asistencia humanitaria bajo el liderazgo del país afectado.

"La asistencia humanitaria exige el establecimiento de mecanismos adecuados de coordinación nacional e internacional para asegurar que la atención médica y las intervenciones de salud pública se lleven a cabo respetando los acuerdos, la cultura y las costumbres de los países afectados", indicó Ugarte.

El Plan de acción responde a una serie de compromisos asumidos por los países ante la Conferencia Sanitaria Panamericana de la OPS y la Asamblea Mundial de la Salud, así como también a la necesidad de mejorar la coordinación entre los diferentes actores que trabajan en la respuesta a emergencias, una meta establecida en la Reforma Humanitaria y en la Agenda Transformativa de las Naciones Unidas.

La OPS trabaja con los países de las Américas para mejorar la salud y la calidad de la vida de su población. Fundada en 1902, es la organización internacional de salud pública más antigua del mundo. Actúa como la oficina regional para las Américas de la OMS y es la agencia especializada en salud del sistema interamericano.


Enlaces: