Se estima que en la región, hay 140 millones de personas con discapacidad, de los cuales sólo el 3% tiene acceso a servicios de rehabilitación.

Washington, D.C., 2 de octubre (OPS/OMS)- Ministros de salud de las Américas acordaron hoy poner en práctica una serie de acciones para mejorar el acceso a los servicios de salud y de rehabilitación, y velar por los derechos de las personas con discapacidad.

El Plan de Acción sobre Discapacidades y Rehabilitación, aprobado en el marco del 53º Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) que esta semana se reúne en Washington, D.C., plantea, entre otros puntos, que los países den prioridad a la discapacidad dentro de sus políticas de salud para asegurar el acceso universal y equitativo de las personas con discapacidad y sus familias a los servicios de salud.

En las Américas, se estima que hay 140 millones de personas con discapacidad y sólo el 3% tiene acceso a servicios de rehabilitación. Además, más de un millón de personas con discapacidad tienen un alto nivel de dependencia de otra persona para realizar sus actividades. En América Latina y el Caribe, la mayor prevalencia de discapacidad es por dificultades visuales, seguidas de dificultades de movilidad y problemas auditivos, que aumentan con la edad.

Las personas con discapacidad son más vulnerables a enfermedades secundarias prevenibles y a tener otras afecciones relacionadas a la salud. La discapacidad afecta, en mayor medida, a los grupos que viven en situación de vulnerabilidad como las personas víctimas de la violencia, los adultos mayores y quienes viven en la pobreza. El costo de los dispositivos de asistencia técnica (audífonos o sillas de ruedas, por ejemplo) es una barrera para muchas personas con discapacidad, especialmente en países de bajos ingresos.

"La discapacidad es un asunto de salud pública debido a que las personas no siempre pueden acceder a los servicios de salud. También es un tema de derechos humanos, porque suele generar estigmatización y discriminación hacia quienes la padecen. Pero es además una prioridad para el desarrollo, porque genera pobreza y esa pobreza genera más discapacidad", subrayó Armando Vásquez, asesor regional en Discapacidad y Rehabilitación de la OPS.

El plan de acción a cinco años plantea a los países de la región una serie de objetivos y actividades, entre los que figuran:

  • Promover la equidad en las políticas y planes de salud en materia de discapacidad, con un plan nacional a través del cual  todos los sectores (salud, protección social, educación, trabajo y derechos humanos, por ejemplo) coordinen sus esfuerzos en la respuesta a las necesidades de las personas con discapacidades.
  • Apoyar la participación de la sociedad civil para asegurar que quienes enfrentan discapacidades sean consultadas en la formulación de las políticas que los afectan.
  • Fortalecer la red de servicios de habilitación y rehabilitación en la salud con base en la comunidad, de manera que también se incorporen acciones de prevención, detección e intervención temprana, así como de acceso a dispositivos tecnológicos y otros apoyos.
  • Asegurar una respuesta apropiada de los servicios de salud a las particularidades de las personas con discapacidad
  • Atender la salud de las personas que cuidan a quienes tienen discapacidad.
  • Alentar la producción y análisis de datos sobre discapacidad y apoyar la investigación, para de esa manera apoyar la toma de decisiones.

Por su parte, la OPS apoyará a los países en la elaboración, revisión y ejecución de sus planes nacionales de discapacidad y rehabilitación; colaborará en las evaluaciones de los programas y servicios; así como también fomentará alianzas con organizaciones internacionales y otras instancias regionales para la respuesta de todos los sectores que se necesita y facilitará la difusión de información y buenas prácticas entre los países.

El Consejo Directivo de la OPS se reúne una vez al año, en aquellos años en los que no se celebra la Conferencia Sanitaria Panamericana (autoridad suprema de la oficina regional de la OMS), para establecer las políticas y prioridades de la organización. Las delegaciones que participan incluyen a las autoridades sanitarias de los 35 Estados Miembros de la OPS y representantes de sus cuatro Miembros Asociados,  y dos Estados Observadores. Además de establecer los mandatos para los programas de cooperación técnica de la OPS, este encuentro también establece un foro para que técnicos y representantes de los gobiernos intercambien información e ideas sobre la salud en la región.

La OPS trabaja con los países de las Américas para mejorar la salud y la calidad de la vida de su población. Fundada en 1902, es la organización internacional de salud pública más antigua del mundo. Actúa como la oficina regional para las Américas de la OMS y es la agencia especializada en salud del sistema interamericano

Discapacidad en las Américas

  • Hay 140 millones de personas con discapacidad en las Américas
  • Sólo el 3% tiene acceso a servicios de rehabilitación
  • El 3% de los recién nacidos vivos tienen deficiencias que pueden detectarse y ser objeto de intervenciones tempranas porque pueden generar una discapacidad permanente.
  • Sólo el 25% de los niños y niñas con discapacidad tienen acceso a la educación y de ellos, sólo el 5% finaliza la educación primaria.
  • Las mujeres registran una tasas de discapacidad más alta que los hombres, especialmente a partir de los 60 años.
  • Las mujeres son las que dedican más tiempo al cuidado de un familiar con discapacidad.

Enlaces: