Estos lineamientos permitirán estandarizar la recolección de datos en la región, y fortalecer las decisiones en materia de prevención y control del mosquito y la enfermedad

Panamá, 5 de marzo de 2014 (OPS/OMS) — Expertos en dengue convocados por la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) y reunidos en Panamá, evaluaron el desarrollo y la implementación de un protocolo genérico de vigilancia integrada del dengue, con el objetivo de fortalecer las acciones para el control de esta enfermedad en las Américas.

 

Este nuevo Protocolo Genérico de Vigilancia Integrada para el Dengue permitirá mejorar la recolección de datos de manera estandarizado entre los países de la región. Contar con esta información permitirá que los países tengan un mejor conocimiento y caracterización de la enfermedad, lo que fortalecerá sus decisiones en materia de prevención y control tanto del mosquito que la transmite como de la propia enfermedad.

En la reunión, a la que asistieron  responsables nacionales de los programas de control del dengue y de vigilancia epidemiología de varios países de la región, se aprobó el protocolo que será puesto a prueba en Argentina, Brasil, Costa Rica, Colombia, El Salvador México, Panamá y Perú. Esto permitirá luego hacer ajustes antes de que toda la región los adopte. Este proceso tomará entre cuatro y seis meses, y los expertos estiman que en el último trimestre del año se podrá adoptar a nivel regional. 

"Un sistema bien organizado y efectivo permitirá a los países de la región tomar las acciones oportunas y necesarias para el control del dengue", subrayó Federico Hernández-Pimentel, Representante de la OPS/OMS en Panamá, al abrir la reunión.

En las Américas, en 2013 se registraron más de 2 millones de casos de dengue, 37.692 casos de dengue graves y 1280 muertes por esta enfermedad. El dengue es endémico en toda la región menos en Chile, Uruguay, Canadá y Estados Unidos.

"Tener un sistema de vigilancia integrada nos permitirá anticipar lo que va a suceder, responder de la manera más rápida posible y preparar a nuestros sistemas de salud", afirmó Luis Gerardo Castellanos, Jefe de la Unidad de Enfermedades desatendidas, tropicales y transmitidas por vectores de la OPS/OMS.

El protocolo genérico de Vigilancia Integrada contempla aspectos como:

  • fortalecer la vigilancia nacional del dengue con un enfoque integrado y estandarizado
  • desarrollar un modelo de vigilancia centinela de dengue con objetivos, criterios de implementación, y requerimientos de información y notificación que permitirá evaluaciones más detalladas y una mejor caracterización de la enfermedad

En esta etapa, se capacitará en buenas prácticas de laboratorio para el diagnóstico de dengue a los responsables de esta enfermedad en 20 laboratorios nacionales. También se trabajará en el fortalecimiento de la Estrategia de Gestión Integrada para la Prevención y Control del Dengue (EGI-Dengue).

"Hoy estamos avanzando hacia la homogenización en la vigilancia del dengue, para que haya una integración en el registro y el análisis de datos tanto a nivel de país como de la región", explicó José Luis San Martín, Asesor regional de la OPS/OMS para el control del dengue. "Este modelo integrará los indicadores más pertinentes de las áreas de entomología médica, epidemiología, atención clínica, laboratorio, medio ambiente y comunicación social, que permitan el mejor análisis y la adopción de decisiones adecuadamente fundamentadas para el control de la enfermedad", enfatizó San Martín.

En la reunión también se hizo un llamado al trabajo intersectorial y comunitario de las Américas. "El control del mosquito no es responsabilidad exclusiva de los Ministerios de Salud. Es necesario trabajar en el desarrollo de una cultura sanitaria que lleve a los ciudadanos a ser partícipes en el control medioambiental para eliminar los criaderos del mosquito. El control del dengue es una responsabilidad de todos", finalizó San Martín. 

Este año, el Día Mundial de la Salud, que se celebra cada 7 de abril, está dedicado a las enfermedades transmitidas por vectores, como lo es el mosquito Aedes aegypti, responsable de la transmisión del dengue. Este tipo de enfermedades tienen una alta carga de morbilidad y mortalidad para las personas, familias y comunidades, en particular en los países de menos recursos.

El dengue se transmite a través de la picadura de un mosquito de la especie Aedes infectado por alguno de los cuatro virus del dengue. La enfermedad afecta a habitantes de zonas tropicales y subtropicales. Los síntomas aparecen transcurridos entre 3 y 7 días tras la picadura infecciosa. La enfermedad se manifiesta como un síndrome febril y puede evolucionar hacia formas más graves y muerte. Afecta a lactantes, niños pequeños y adultos. El diagnóstico temprano y una buena atención clínica a cargo de médicos y enfermeras con experiencia aumentan la supervivencia de los pacientes.  

Enlaces de interés: