• Los países se han encontrado ante enormes retos para disponer de elementos para implementar la respuesta
  • Todos estamos en riesgo y todos podemos hacer algo para luchar contra esta pandemia

Tabasco, Villahermosa, 24 de julio de 2020 - OPS participó en la segunda misión del equipo federal de respuesta a la COVID-19, fuera de la ciudad de México; un esfuerzo intersectorial y entre los diferentes niveles de gobierno para impulsar las redes integradas de servicios para la lucha contra la COVID-19, incluyendo las brigadas comunitarias.

1550 SLLa pandemia de COVID-19 sigue acelerándose: se han notificado a la OMS casi 15 millones de casos y 600.000 muertes a nivel mundial. En las Américas se concentran más de la mitad de los casos y también lamentablemente, de los fallecimientos.

Todos estamos en riesgo y todos podemos hacer algo para luchar contra esta pandemia, dijo Cristian Morales, Representante de OPS/OMS en su intervención ante autoridades federales y estatales en la conferencia sobre situación de la COVID-19, que preside el subsecretario de salud, Dr. Hugo López-Gatell, y continuó: cada persona debe armarse con la información correcta y utilizarla para evaluar el riesgo y tomar las mejores decisiones para protegerse a sí misma y a su comunidad.

Al hacer frente a esta pandemia, no debemos perder de vista otras necesidades urgentes de salud. Debemos evitar tanto como sea posible que la COVID-19 cause perturbaciones en la atención de salud y garantizar que se presten de manera continua aquellos servicios de salud que son esenciales, como las actividades de vacunación.

Entonces, los países se han encontrado ante enormes retos para disponer de elementos para implementar la respuesta, más aún si tomamos en cuenta que no tenemos medicamentos que permitan reducir la mortalidad ni tampoco vacuna.

La respuesta a la COVID-19 se debe fundamentar desde un concepto que conocemos desde hace más de 40 años; el enfoque de Atención Primaria de la Salud (APS), el cual es precisamente el cimiento en el que se asienta la Estrategia de Brigadas Comunitarias. Las brigadas trabajarán en la detección de signos de alerta en casos sospechosos en sus domicilios para referirlos a los hospitales COVID-19 antes que su salud se deteriore, poniendo en riesgo la vida, además, al provenir de las propias comunidades, las brigadas podrán adaptar los mensajes de comunicación de riesgo: higiene de manos, estornudo de etiqueta, sana distancia y uso de cubrebocas cuando esto no sea posible.

En suma, esta estrategia nos acerca al cumplimiento de dos objetivos clave de la respuesta: salvar vidas y reducir la transmisión de persona a persona. Enfocar los esfuerzos en estos objetivos y en la protección de los trabajadores de la salud son la fuente de esperanza para que en esta fase 3 en la que nos encontramos hoy, con un México vestido de rojo y naranja, logremos entre todos llevarlo hacia el verde; cuenten con OPS para avanzar en ese camino.

Intervención de Cristian Morales en la conferencia sobre situación de COVID-19 [aquí]