La OMS revela que la comercialización abusiva llega a niveles alarmantes en el sector de los preparados para lactantes

28 Abr 2022
WHO reveals shocking extent of exploitative formula milk marketing

Segundo informe de una serie que detalla las prácticas de comercialización abusivas empleadas por la industria de los preparados para lactantes, un sector valorado en $ 55 000 millones. Este informe muestra cómo los padres, y sobre todo las madres, son perseguidos en línea de manera insidiosa y persistente.

 

28 Abril, 2022, Ginebra (Suiza).- Las empresas de preparados para lactantes pagan a las plataformas de redes sociales y a  personas influyentes en el ámbito de esas redes para poder acceder de manera directa a las mujeres embarazadas y las madres en algunos de los momentos de mayor vulnerabilidad de sus vidas. La industria mundial de los preparados para lactantes, valorada en alrededor de $ 55 000 millones, se dirige a las nuevas madres a través de las redes sociales con un contenido personalizado que a menudo no se identifica como publicidad.

Un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) titulado Scope and impact of digital marketing strategies for promoting breast-milk substitutes (Alcance e impacto de las estrategias de la comercialización digital para la promoción de los sucedáneos de la leche materna) describe las técnicas de comercialización digital que han sido diseñadas para influir en las decisiones que toman las nuevas familias sobre cómo alimentar a sus bebés.

Las empresas de preparados para lactantes tienen a su disposición diversos instrumentos, como aplicaciones, grupos de apoyo o «clubs de bebés» virtuales, personas pagadas influyentes en las redes sociales, promociones y concursos, y foros o servicios de asesoramiento, que les permiten comprar o recopilar información personal y enviar promociones personalizadas a mujeres que recientemente se hayan quedado embarazadas o hayan sido madres.

El informe resume los resultados de una nueva investigación en la que se muestrearon y analizaron 4 millones de publicaciones sobre alimentación de lactantes realizadas en redes sociales entre enero y junio de 2021, utilizando para ello una plataforma comercial de escucha de dichas redes. Estas publicaciones llegaron a 2470 millones de personas, y fueron destacadas como «me gusta», compartidas o comentadas en más de 12 millones de ocasiones.

Las empresas de preparados para lactantes publican contenido en sus cuentas de redes sociales alrededor de 90 veces al día, donde acumulan 229 millones de usuarios. Este público es tres veces superior al que alcanzan las publicaciones informativas sobre la lactancia materna realizadas en cuentas no comerciales. 

Esta comercialización generalizada está incrementando la compra de sucedáneos de la leche materna, y a su vez disuade a las madres de alimentar a sus bebés solo con lactancia materna, tal como recomienda la OMS.

El Dr. Francesco Branca, Director del Departamento de Nutrición e Inocuidad de los Alimentos de la OMS, afirmó que «la promoción de los preparados para lactantes comerciales debería haber terminado hace décadas». Y señaló también que «es un hecho inexcusable, al que se debe poner fin, que las empresas de preparados para lactantes estén ahora utilizando técnicas de comercialización aún más poderosas e insidiosas para incrementar sus ventas».

El informe reúne datos obtenidos mediante investigaciones basadas en la escucha de las redes sociales para analizar las publicaciones en línea, además de otros datos procedentes de informes específicos de países  referentes a investigaciones que monitorizaron las promociones de sucedáneos de la leche materna. Asimismo, el informe aprovecha un reciente estudio multipaís acerca de las experiencias de las madres y los profesionales de la salud sobre la comercialización de los preparados para lactantes. Los estudios muestran cómo la comercialización engañosa refuerza los mitos sobre la lactancia y la leche maternas,  y menoscaba la confianza de las mujeres en su capacidad para amamantar a sus hijos de manera satisfactoria.

La proliferación de la comercialización digital a escala mundial de los preparados para lactantes contraviene flagrantemente el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna («el Código»), que fue aprobado por la Asamblea Mundial de la Salud celebrada en 1981. El Código supuso un acuerdo histórico sobre salud pública, cuya finalidad es proteger al público en general, y a las madres en particular,  de los métodos agresivos de comercialización utilizados por la industria de alimentos para bebés que repercuten negativamente en las prácticas de lactancia materna.

A pesar de que existen pruebas evidentes de que la lactancia materna exclusiva y continuada es un factor clave para mejorar la salud a lo largo de toda la vida de los niños, las mujeres y las comunidades, la proporción de niños  amamantados según las recomendaciones es excesivamente baja. Si no se detienen las actuales estrategias de comercialización de los preparados para lactantes, esa proporción podría decrecer aún más, lo que incrementaría a su vez las ganancias de las empresas.

El hecho de que estas modalidades de comercialización digital puedan eludir el escrutinio de las autoridades nacionales dedicadas a la supervisión y la salud significa que se requieren nuevos enfoques para reglamentar la aplicación del Código y garantizar su cumplimiento. Actualmente, la comercialización que se origina fuera de las fronteras de un país es capaz de evadir su legislación en esta materia.

La OMS ha solicitado a la industria de alimentos para bebés que ponga fin a la comercialización abusiva de preparados para lactantes, y ha pedido también a los gobiernos que protejan a las nuevas generaciones de niños y a sus familias mediante la promulgación, el seguimiento y la aplicación de leyes que acaben con toda forma de publicidad o promoción de preparados para lactantes.

# # #

Notas para los redactores

Acerca de la investigación

Los datos que se utilizaron para elaborar este informe sobre la exposición a la comercialización digital de sucedáneos de la leche materna, y sus repercusiones, se obtuvieron de varias fuentes. Entre ellas cabe citar una revisión sistemática de publicaciones, investigaciones basadas en la escucha de las redes sociales, un estudio multipaís acerca de la experiencia de las madres y los profesionales de la salud sobre la comercialización de sucedáneos de la leche materna, informes específicos de países sobre la promoción de sucedáneos de la leche materna y un análisis de las medidas jurídicas vigentes para aplicar el Código.

La OMS creó un comité directivo externo integrado por expertos procedentes de sus diversas regiones para que asesorara sobre el diseño del examen y el informe, y acerca de la metodología a aplicar para realizarlos. Esos expertos fueron seleccionados por su experiencia en ciencias sociales, epidemiología, comercialización, salud mundial, nutrición, psicología y comportamiento del consumidor, legislación sobre derechos humanos, supervisión del Código y políticas de implementación de medidas. Los expertos fueron elegidos de entre todas las regiones de la OMS, con la excepción de la Región del Mediterráneo Oriental.

Esta es la primera vez que la OMS ha utilizado una plataforma inteligente  para las redes sociales a fin de obtener información sobre las prácticas de comercialización que llevan a cabo los fabricantes y distribuidores multinacionales de leche de fórmula. Las plataformas inteligentes para las redes sociales rastrean el contenido de estas redes buscando las menciones de diversas palabras o frases clave previamente definidas, y más adelante las recopilan, organizan y analizan. Se trata de un método común en la industria que consiste en «escuchar» los miles de millones de intercambios de informaciones y conversaciones que tienen lugar a diario entre los usuarios de redes sociales de todo el mundo y en otras plataformas digitales, como sitios web y foros.

Esta investigación capturó interacciones digitales que se realizaron entre el 1 de enero y el 30 de junio de 2021 sobre la alimentación infantil en 11 idiomas y en 17 países, lo que en conjunto representa el 61% de la población mundial y abarca las seis regiones de la OMS.