Haití necesita apoyo para restablecer el funcionamiento de los servicios de salud afectados por el huracán Matthew

3 Nov 2016
hospital les cayes

En el departamento de Sud, el 28% de los centros de salud fueron dañados y el 8% están cerrados, mientras que en Grand'Anse, el 43% de los establecimientos de salud fueron gravemente dañados y el 7% están fuera de servicio

Puerto Príncipe, 3 de noviembre de 2016 (OPS/OMS)-Tras la devastación causada por el paso del huracán Matthew, Haití necesita apoyo para restaurar y reconstruir sus servicios de salud, desde los centros de tratamiento del cólera hasta los de salud comunitaria y los grandes hospitales, afirmó el doctor Jean-Luc Poncelet, representante de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) en Haití.

En las zonas del sur más afectadas, "el gobierno enfrenta retos en la restauración de los servicios de salud y se han identificado reparaciones urgentes para restaurar la funcionalidad". En el departamento de Sud, el 28% de los centros de salud fueron dañados y el 8% están cerrados, mientras que en Grand'Anse, el 43% de los establecimientos de salud fueron gravemente dañados y el 7% están cerrados. De las 74 instalaciones de tratamiento del cólera y diarrea aguda en el país, 34 están funcionando y 40 sufrieron distintos niveles de daño.

Restaurar los servicios de salud a un nivel funcional requiere no sólo la reparación de estructuras, sino también la provisión de electricidad y agua y saneamiento, además de ayudar a muchos trabajadores de salud que fueron severamente afectados por la destrucción del huracán, según el Ministerio de Salud Pública de Haití.

El Ministerio está respondiendo a la emergencia con el apoyo de muchas ONG y otros socios, pero es crucial el apoyo adicional para que las instalaciones de salud que fueron dañadas vuelvan a funcionar, dijo Poncelet.

"Estamos agradecidos por el apoyo que hemos recibido de la Comisión Europea, de USAID, Francia, Holanda, España, Canadá, Andalucía y Botsuana", señaló el representante de la OPS/OMS. "Las principales necesidades son renovar las estructuras de salud existentes con reparaciones duraderas, aumentar la asistencia humanitaria en las zonas rurales y mejorar la calidad del agua y el saneamiento", agregó.

Las últimas cifras del gobierno haitiano muestran que más de 175.500 personas todavía viven en refugios, mientras que más de 1.4 millones necesitan ayuda humanitaria urgente.

La OPS/OMS apoyó al Ministerio de Salud en la preparación de una evaluación de necesidades después del desastre y está trabajando para implementarla con el Ministerio de Planificación y Cooperación Externa de Haití. Los equipos de la organización identificaron cinco áreas prioritarias de acción para el sector salud, estimando que se necesitan nueve millones de dólares en fondos de emergencia para llevar a cabo actividades esenciales.

Estas prioridades son:

1)    Restablecer la capacidad de prestación de servicios de salud y el acceso a los servicios de salud en las zonas más afectadas;

2)    Aumentar la vigilancia epidemiológica para apoyar la detección temprana y el manejo oportuno de los brotes de enfermedades;

3)    Intensificar las medidas de control de vectores y proteger la salud ambiental en las áreas afectadas;

4)    Garantizar una respuesta rápida y efectiva a los brotes de cólera en las comunidades afectadas; y

5)    Apoyar una coordinación eficaz de la asistencia humanitaria y la gestión de la información para abordar eficazmente las necesidades humanitarias más urgentes.

La OPS/OMS está trabajando en estas prioridades y apoyando al Ministerio de Salud en sus esfuerzos para hacer frente al cólera. Se planea una campaña de vacunación el 8 de noviembre dirigida a 820.000 personas en 16 comunas afectadas por el huracán Matthew y que han reportado casos de cólera o muertes. Para prevenir casos adicionales de cólera, que probablemente aumentarán en la temporada de lluvias desde ahora hasta diciembre, también es importante avanzar en la purificación del agua, la promoción de la salud y el saneamiento.