Washington, DC, 11 de agosto de 2016 (OPS/OMS) — Con el zika ya presente en 45 países y territorios de las Américas, se continúan fortaleciendo las acciones para enfrentar el brote del virus en cuanto a su detección, prevención y respuesta, explicó hoy una delegación de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) al Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA).

El Secretario General de la OEA, Luis Almagro, afirmó que el abordaje de la problemática del zika requiere esfuerzos coordinados y de una coalición de organizaciones interamericanas y de Naciones Unidas. También subrayó la necesidad de que se diera un enfoque integral contemplando los derechos humanos en el marco de la respuesta y la atención de las familias afectadas. Hizo un llamado para que se movilicen los recursos adecuados en esta respuesta.

"Es muy importante destacar la presencia del virus del Zika en casi todos los países y territorios de las Américas", subrayó Sylvain Aldighieri, gerente de incidente para zika de la OPS. Añadió que se están registrando diferencias en cuanto a la incidencia del zika entre países y también dentro de un mismo país. "Es una enfermedad sobre la cual todavía tenemos más interrogantes que certezas", indicó.

 

"Tenemos todavía desafíos a nivel de laboratorio para confirmar zika, pero sabemos que estamos esperando millones de infecciones y más casos de malformaciones congénitas asociadas a zika en los próximos meses", dijo. Explicó que aún se están haciendo estudios que podrán ayudar eventualmente a determinar cuál es el riesgo de que un niño nazca con malformaciones cuando su madre es infectada con el virus en algún momento de su embarazo.

El zika, que puede ser transmitido por mosquitos y por transmisión sexual, se ha propagado rápidamente por la región ya que es un virus nuevo en las Américas y la población no había estado antes expuesta a él. El zika está asociado a malformaciones congénitas en bebés, como por ejemplo microcefalia, y también a casos de Síndrome de Guillián Barré en adultos.

Desde que en febrero de este año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) hiciera la declaración de la emergencia de salud pública de interés internacional por los casos de microcefalia asociados con el zika, la OPS/OMS ha recibido casi 5,6 millones de dólares para apoyar a los países de las Américas en la respuesta. "Estos son recursos muy humildes frente a las altas demandas de cooperación que tenemos", explicó Ian Stein, integrante del equipo que gestiona la respuesta al zika en la OPS.

Estos recursos se han utilizado para fortalecer las capacidades de los países en la detección del virus por laboratorio y en mejorar la vigilancia, así como en el fortalecimiento de la vigilancia a nivel de sistemas de salud, en comunicación de riesgo, en acciones para control de los mosquitos y en investigación, por mencionar algunos ejemplos. Se han hecho capacitaciones y misiones específicas a países en estos siete meses de respuesta.

Los representantes de los países de las Américas en el Consejo Permanente agradecieron la presentación y explicaron las acciones que se están realizando en sus territorios contra el zika. La reunión había sido especialmente solicitada por las delegaciones de Brasil, Colombia y Estados Unidos.

La OPS trabaja con los países de las Américas para mejorar la salud y la calidad de vida de su población. Fundada en 1902, es la organización internacional de salud pública más antigua del mundo. Actúa como oficina regional para las Américas de la OMS y es la agencia especializada en salud del sistema interamericano. 

Enlaces

OPS/zika: www.paho.org/viruszika