Salud Mental y Uso de Sustancias

mexico

Ciudad de México, 20 de junio.- Las personas con alguna discapacidad psicosocial en México enfrentan grandes barreras, muchas creadas por los hospitales psiquiátricos. Estas instituciones tienen como objetivo sanar y dar apoyo, pero en realidad, son una clase de cárcel, por más modernas y agradables que sean, explicó Andrea Bruni, Asesor Regional de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS), durante el seminario Calidad y Derechos.

Sobre la preponderancia del enfoque psiquiátrico en la atención de salud mental, el doctor Madrigal, Director de la Secretaría de Atención Psiquiátrica, puntualizó que en México sólo 2% del presupuesto de salud se invierte en salud mental y el 88% de ese porcentaje se destina a los hospitales psiquiátricos.

El experto de la OPS también explicó que la desinstitucionalización debe ser parte de los nuevos paradigmas de atención de la salud mental, para lo cual es necesario crear comunidad y no discriminar a ninguna persona por su condición de discapacidad, eso implica que pueda acceder a un trabajo, tener libertad de decisión y gozar del reconocimiento de su capacidad jurídica. Al respecto, Carlos Ríos, especialista de la ONG internacional Human Rights Watch, expuso que todas las personas tenemos distinta capacidad mental, pero no por eso menos libertad o capacidad jurídica.

logo calidadOtro tema importante, es que la salud mental debe ser parte de la atención primaria y no una especialidad, esto significa reducir el poder del psiquiatra frente a las personas usuarias. La Organización Mundial de la Salud (OMS) propone capacitar al personal, sin necesidad de que sean especialistas en psiquiatría, para otorgarles habilidades y conocimientos que les permitan brindar esta atención.

El Seminario “Calidad y Derechos: Salud Mental y Derechos Humanos en la Región de las Américas” fue organizado por Documenta, en alianza con especialistas y la Comisión de los Derechos Humanos de la Ciudad de México, y estuvo dirigido a fomentar la reflexión y el diálogo sobre la situación en las Américas, así como para dar a conocer el instrumento Calidad y Derechos (QualityRights, su nombre en inglés), lanzado por la OMS para mejorar la calidad y promover el respeto de los derechos humanos en los centros y servicios de salud mental, así como empoderar a las organizaciones de la sociedad civil para hacer exigibles dichos derechos.

Para mayor información sobre el evento: https://bit.ly/2QK3K8w