Grupo-VPHmeeting2018-web Los días 31 de julio y 1 de agosto expertos en cáncer cervicouterino y representantes de los Ministerios de Salud de América Latina se reunieron para discutir y compartir experiencias relativas a la introducción de la prueba de detección del Virus del Papiloma Humano, o prueba de VPH, en los programas de tamizaje de cáncer cervicouterino. La reunión se realizó en la sede de la OPS en Washington D.C., y fue coauspiciada por la OPS, PATH y la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés).

El programa incluyó la presentación de experiencias de países de la Región que ya han incoporado la prueba de VPH en sus programas de tamizaje. A partir de las lecciones aprendidas en estos países, el grupo identificó una serie de estrategias necesarias para aumentar la cobertura, la tasa de tratamiento y la efectividad de los programas basados en la prueba de VPH. Finalmente, se acordó trabajar juntos para impulsar la implementación de programas eficaces basados en la prueba de VPH para América Latina.

La Organización Mundial de la Salud recomienda la prueba de Virus del Papiloma Humano  para el tamizaje del cáncer cervicouterino, dado que ofrece una mayor sensibilidad que la citología y detecta la infección por VPH antes de que se produzcan lesiones precancerosas, dando con ello un mayor margen para realizar el tratamiento. Además, permite una estrategia de autotoma que se ha probado efectiva para aumentar la aceptabilidad de la prueba por las mujeres reduciendo con ello las barreras de acceso.

A pesar de que a mayoría de los países de las Américas no han introducido la prueba de VPH en los programas de tamizaje y continúan utilizando la citología como método preferente de tamizaje, durante la reunión se puso de relieve que su incorporación en los programas tamizaje del cáncer cervicouterino es posible para América Latina. En la reunión se señaló que la introducción de la prueba de VPH ha de hacerse en el contexto de programas organizados, con buenas tasas de cobertura y seguimiento y con una provisión de servicios de calidad. Esto requiere de una serie de esfuerzos de comunicación para que las pacientes estén bien informadas. Asimismo, se necesitan directrices basadas en evidencia que incorporen las particularidades de esta prueba y que sean convenientemente aplicadas por trabajadores de la salud entrenados. Por último, es también fundamental establecer mecanismos de referencia y acceso a tratamiento, ya sea a través de la estrategia de tamizar y tratar o añadiendo un paso diagnóstico antes del tratamiento.

En 11 países de la Región de las Américas el cáncer cervicouterino es todavía la primera causa de mortalidad por cáncer entre las mujeres. El fortalecimiento de los programas de tamizaje y el adecuado tratamiento de las lesiones precancerosas son clave para reducir la mortalidad por esta enfermedad. La prueba de detección del Virus del Papiloma Humano o prueba de VPH representa una gran oportunidad para mejorar la efectividad de los programas de tamizaje de cáncer cervicouterino. Los resultados de esta reunión contribuirán a impulsar la introducción de la prueba de VPH en América Latina.

Presentaciones

Experiencias de países

FOTOS

Más fotos disponibles en http://bit.ly/2MtRjyW

Mexico-VPHmeeting2018-web

CAPEELS-VPHmeeting2018-web