La infección por el virus del herpes simple, a la que se denomina generalmente herpes, puede deberse al virus del herpes simple de tipo 1 (VHS-1) o al virus del herpes simple de tipo 2 (VHS-2). El VHS-1 se transmite principalmente por contacto de boca a boca y causa una infección en la boca o alrededor de ella (herpes bucal o labial). El VHS-2 se transmite casi exclusivamente por vía sexual y causa una infección en el área genital o anal (herpes genital). Sin embargo, el VHS-1 también puede transmitirse al área genital a través del contacto bucogenital y causar un herpes genital. En circunstancias muy poco frecuentes, el herpes genital puede transmitirse de la madre al hijo durante el parto.

La mayor parte de las infecciones genitales por herpes son asintomáticas o pueden producir síntomas leves que pasan desapercibidos. En un 10-25% de las infecciones primarias, el herpes genital se caracteriza por la presencia de una o varias vesículas o úlceras genitales o anales, generalmente de 4 a 7 días después del contacto sexual. El VHS genital sintomático es un trastorno que persiste durante toda la vida y que puede caracterizarse por reapariciones sintomáticas frecuentes. La infección genital por herpes se diagnostica a menudo clínicamente. Sin embargo, son necesarios análisis de laboratorio para diferenciar el VHS-1 del VHS-2. Cuando no hay vesículas, se puede necesitar confirmación de laboratorio para descartar otras causas de úlceras genitales. En la actualidad no hay curación ni vacuna para el herpes. Los medicamentos antivirales son el tratamiento más eficaz disponible para las personas infectadas por el herpes genital. Estos medicamentos pueden ser útiles para reducir la gravedad y la frecuencia de los síntomas, pero no permiten curar la infección.

La infección por el VHS-2 es la causa más frecuente de la enfermedad de úlcera genital (EUG) recurrente en todo el mundo. Además, la infección por el VHS-2 tiene un especial interés debido a su sinergia epidemiológica con la infección por el VIH y la transmisión de este. Las personas con infección por el VHS-2 tienen una probabilidad de contraer el VIH aproximadamente tres veces superior y las personas que presentan una infección tanto por el VIH como por el VHS genital tiene una mayor probabilidad de transmitir el VIH a otras personas. El VHS-2 es transmitido a menudo por personas que no saben que tienen la infección y que están asintomáticas en el momento del contacto sexual.

Datos clave

  • En el 2012 se estima que se produjeron alrededor de 19,2 millones de nuevas infecciones por el VHS-2 en adultos y adolescentes de 15 a 49 años en todo el mundo, y las tasas más altas se registraron en los más jóvenes.
  • El VHS-2 es una infección que persiste durante toda la vida; la prevalencia mundial estimada del VHS-2 de un 11,3% se tradujo en unos 417 millones de personas con la infección en el 2012.
  • En el 2012, hubo 2,2 millones de nuevos casos de infección por el VHS-2 en mujeres y 1,3 millones de nuevos casos en hombres en la Región de las Américas.
  • En el 2012, en la Región de las Américas había 45,2 millones de casos de infección por el VHS-2 ya existentes en mujeres y 25,1 millones de casos de infección por el VHS-2 ya existentes en hombres.

Respuesta de la OPS/OMS

Enlace Relacionado