EL COMERCIO

 

Las relaciones sexuales son cada vez más precoces en el Ecuador

Si las encuestas fueran una cámara de fotos, así sería el retrato del adolescente ecuatoriano: estudiante de colegio, con intereses en las redes sociales y el deporte, fanático de Justin Bieber (ellas) y Antonio Valencia (ellos), con fallas en aprender inglés, a punto de heredar el BlackBerry del papá... y con una vida sexual que ya se inició a espaldas de sus mayores.

Y si ahondamos más, también tienen tendencias al alcohol, mientras tanto mamá como papá trabajan.

Jorge Parra, representante en el Ecuador del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa), abunda sobre las causas que inciden en la precocidad del inicio de las relaciones sexuales.

"El padre y la madre trabajan más, y el adolescente tiene menos apoyo familiar. A eso se suma la presión de los medios de comunicación, que establecen una serie de modelos de comportamiento que impulsan a la iniciación sexual temprana", dice Parra.

La precocidad no es cuento. El Proyecto CERCA, estudio financiado por la Unión Europea, realizó en el 2011 una encuesta en el cantón Cuenca a 3 300 adolescentes de entre 12 y 18 años. Allí se concluyó que el promedio de inicio de las relaciones sexuales en adolescentes era de 15 años para las mujeres y 14 para los varones.

Esto contrasta con un análisis de nueve años atrás, en el año 2004, cuando las mujeres empezaban a los 18 años su vida sexual y los varones a los 17, según la Encuesta Demográfica y de Salud Materna e Infantil (Endemain).

También está el estudio realizado por los Programas Educativos Psicología y Salud (Proeps), en el año lectivo 2011-2012. Su encuesta se realizó a 332 adolescentes de entre 11 y 16 años, de los cuales 180 eran mujeres y 152 hombres. Del primer grupo, 108 chicas aseguraron que ya tuvieron relaciones sexuales (60%), y de los chicos sumaron 78 (51%).

Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Inec), el número de mujeres embarazadas o en periodo de lactancia de 12 a 17 años disminuyó en el país, pues en el 2009 se reportaron 33 819 casos, y en el 2012, solo 19 112. No obstante, este dato indica que la precocidad en el inicio sexual se mantiene, así como su mayor secuela, el embarazo no deseado.

"Desafortunadamente, esta precocidad sexual no va acompañada por una educación sexual coherente para cuidarse de enfermedades venéreas o de la concepción imprevista", explica Napoleón Vásquez, psicólogo educativo y director del Proeps.

Bernardo Vega, director del Proyecto CERCA, agrega que la falta de información sobre temas de sexualidad, el escaso acceso a servicios de salud y la falta de comunicación para acceder a consultas en salud y sexualidad reproductiva con padres o sus parejas genera que los adolescentes carezcan de información sobre sexualidad que les permita tomar decisiones con madurez y responsabilidad.

Las consecuencias El incremento del embarazo en adolescentes menores de 15 años en la última década es del 74%, mientras que en los mayores de 15 años alcanza el 9%.

·        Provida "reprocha"la decisión del Ministerio de Salud sobre 'píldora del día después'

Alfredo Barragán, activista de Provida, dijo en radio Centro que la disposición de entregar gratuitamente la "píldora del día después" en las instituciones de salud pública es reprochable. Añadió que Provida no puede felicitar la decisión de la ministra de Salud, Carina Vance y que reprueban esa actitud porque la consideran "ilegal e inmoral".

Está probado que esta píldora es 50 veces mayor en sus hormonas y que ataca al endometrio provocando el aborto, indicó el seglar josefino. Agregó que no se entrega verdadera información a la juventud respecto al peligro que tendrán las generaciones futuras si toman la levonorgestrel (pastilla del día después).

Barragán explicó que se oponen porque "no creemos que la educación sexual para los jóvenes vaya por ese lado". Indicó además que se viola la Constitución con el fin de evitar embarazos no deseados.

Finalmente el activista Provida dijo que su movimiento católico considera que la sexualidad en las personas debe ser dentro del "matrimonio consagrado". Estamos en un estado laico pero por tradición somos universales al defender principios morales, recalcó.

·        Los jóvenes en Imbabura aprenden a ser padres con bebés simuladores

A Melina Cisneros le bastó cuidar un día y una noche a uno de los bebés simuladores para darse cuenta lo complicado que es ser mamá.

"Cada cinco minutos lloraba. No sabía si tenía hambre, frío o había que cambiarle de pañal". La estudiante de 15 años de edad, del colegio Jacinto Collahuazo, de Otavalo, no pudo dormir. Así terminó el ejercicio de ser madre o padre por unos días, que impulsa el Municipio de Otavalo, a través del programa Bebé piénsalo bien.

Para ello se utilizan 10 muñecos, que pesan cinco libras. Miden y tienen la forma de un niño y se les denomina bebés simuladores.

"Están equipados con una computadora interior que emite la risa o el llanto de una infante, de acuerdo con el trato que se le ofrece", explica Iván Hinojosa, coordinador de Gestión Social del Cabildo.

El lunes pasado se inauguró un nuevo taller que se dictará en los colegios de Otavalo. Asistieron 120 estudiantes y representantes de la Red de Gobiernos Estudiantiles y Consejo Cantonal de Niños Niñas y Adolescentes.

·        La sexualidad, una materia del 'cole'

Algo está fallando, pues la edad de inicio sexual de los adolescentes es cada vez más temprana. No se exagera: las estadísticas indican que dos de cada 10 partos en Ecuador son de adolescentes.

Los datos se desprenden del estudio regional del Banco Mundial 'Embarazo Adolescente y Oportunidades en América Latina y el Caribe', el cual fue presentado la semana pasada en Quito.

Así las cosas, urge un programa de prevención sobre el desarrollo de la sexual y embarazos prematuros entre los estudiantes de los planteles educativos del país. Así lo indica Napoleón Vázquez, director de Programas Educativos Psicología y Salud (Proeps).

No basta con organizar charlas o conferencias sobre estos temas, pues "lo que se pudiera decir allí entra por un oído y sale por el otro, lo ideal es plantear talleres a lo largo de la etapa escolar", apunta Elena Díaz, coordinadora del Área de Psicología Educativa de la Universidad Católica.

Está claro que, en este sentido, para algunos establecimientos hay mucho camino por recorrer, para otros no tanto. En este último grupo está la Unidad Educativa Letort, la cual, hace aproximadamente 15 años, implementó una serie de talleres sobre educación sexual para sus estudiantes desde segundo hasta séptimo de básica, cuenta Susana Villavicencio, pediatra del centro de estudios.

·        Dos de cada 10 menores son padres en Ecuador

Las estadísticas indican que dos de cada 10 partos en Ecuador son de adolescentes y que dos de cada 10 adolescentes ya son padres. Esto se desprende de la presentación del estudio regional 'Embarazo Adolescente y Oportunidades en América Latina y el Caribe', realizado en la sede de la Flacso, en Quito.

En esa cita, cumplida la tarde del miércoles en la entidad académica, se concluyó que los riesgos de embarazo tienden a aumentar mientras más temprano se inicien los jóvenes en la actividad sexual.

Los autores del estudio, Luis Felipe López Calva (Colombia) y Marta Favara (Canadá), son miembros del Banco Mundial. Otros panelistas que asistieron y ofrecieron sus puntos de vista fueron Ricardo Gutiérrez, director Metropolitano de Promoción de Quito, y Andrés León, coordinador de Programas Emblemáticos del Ministerio Coordinador de Desarrollo Social.

De acuerdo con López Calva, algunos de los factores que más influyen en los embarazos de las adolescentes son la falta de oportunidades económicas, la baja autoestima, la falta de acceso a información sobre la sexualidad y a métodos anticonceptivos, y la autonomía o capacidad que tienen las jóvenes de tomar decisiones para sus propias vidas.

Los resultados reflejan que hay un mayor índice de embarazos en adolescentes en los sectores más pobres del país. Las adolescentes que tienen más educación, viven en zonas urbanas y provienen de familias más acomodadas y tienen una menor probabilidad de quedar embarazadas. Otro factor que incrementa el riesgo son los referentes. "Se ha observado que hay más riesgo de embarazo en hogares en donde la madre o una hermana haya quedado embarazada en la adolescencia".

Algunos de los hallazgos de los investigadores indican que el impacto del embarazo precoz es sumamente fuerte para los familiares de la adolescente embarazada, ya que se suman responsabilidades económicas que afectan a largo plazo.

La gula es pecado... y una enfermedad

Minuto 38, ¡gol de Felipe Caicedo y un bocadillo! Minuto 50, anotación de Jefferson Montero y un bocado más. Minuto 54, golazo de Christian Benítezy un mordisco. 25 minutos después volvió a la cocina por el último gol.

El triunfo de la Selección ecuatoriana de fútbol ante Paraguay fue una derrota para Jorge Alberto. La tarde del partido eran solo él, el televisor... y la refrigeradora. "Lo admito, tuve una recaída".

El hombre de 60 años, alto y de figura gruesa, lo confesó por la noche a sus amigos de grupo. "Inconscientemente abría la refrigeradora y comía. No por necesidad biológica, porque ya había almorzado. Es solo una manía", se desahogó. Nadie se lo reprochó.

Hace un año y medio Jorge Alberto llegó a CCA, Comedores Compulsivos Anónimos. El angosto local en el 3030 de Los Ríos y San Martín, en el sur de Guayaquil, es el refugio de CCA. Sí, lo reconocen, todos tienen una adicción a la comida. Cuando de comer se trata no son como los demás.

"Nuestros cuerpos y mentes parecen enviarnos señales respecto de la comida muy diferentes a las que recibe un comedor normal (…) Alimentos como el azúcar, harinas, grasas o pasabocas salados disparan nuestra compulsión, son como drogas", lee detrás de un escritorio Jorge Antonio, del folleto 'Ya no estás solo' Él es uno de los pioneros de CCA en Ecuador. Integró esta comunidad hace tres años, cuando superaba las 230 libras de peso.

"Yo desconocía que esto era una enfermedad. Mi debilidad eran las frituras, la comida chatarra. Si entraba a un local de hamburguesas podía comerme hasta cuatro combos. Esos malos hábitos alimenticios trajeron el sobrepeso y la artrosis. Ahora he aprendido que no debo ser esclavo de la comida".

Desde que comenzó a aplicar los principios de OA (las siglas en inglés de Overeaters Anonymous) bajó 60 libras. Y dejó el bastón que le acompañaba.

EL UNIVERSO

 

Reunión de institutos de Higiene de 12 países

 

Directores de los institutos de Higiene de doce países participan en la II Reunión Ordinaria de la Red de Institutos Nacionales en Salud Pública RINS/Unasur, desde el martes pasado y hasta mañana en el hotel Marriot. Esta red fue creada el 11 de marzo del 2010, en Perú.

Durante los primeros dos días se realizó una valoración de las funciones de cada centro con relación a las investigaciones, desarrollo científico, tecnología en salud, vigilancia en salud epidemiológica, sanitaria y ambiental. Entre hoy y mañana se tratará sobre la función de los institutos en el control de enfermedades transmitidas por vectores, así como también coordinar acciones y desarrollar proyectos conjuntos con países que tienen enfermedades similares como Colombia y Perú, señaló Juan Carlos Pérez, director del Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública (Inspi).

 

La hipertensión mata anualmente a 9,4 millones de personas en el mundo

 

La hipertensión causa la muerte anualmente a 9,4 millones de personas en el mundo y es responsable del 45% de los ataques de corazón y del 51% de los derrames cerebrales, según alertó este miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Es por esta razón que la OMS ha elegido la hipertensión, o tensión arterial alta, como el tema del Día Mundial de la Salud 2013, que se celebra cada año el 7 de abril, en conmemoración del aniversario de la creación de la entidad en 1948.

Para concienciar de la importancia de esta dolencia, la agencia sanitaria de Naciones Unidas recordó que, globalmente, las enfermedades cardiovasculares matan anualmente a 17 millones de personas; y de estos, 9,4 millones de decesos están ligados directamente a problemas de hipertensión.

Según los últimos datos con los que cuenta la OMS, que datan de 2008, el 40% de los adultos de más 25 años en el mundo padecía hipertensión.

Es decir, uno de cada tres adultos, o mil millones de personas en 2008 sufrían de hipertensión, cuando en 1980 esta dolencia afectaba a 600 millones de personas mayores de 25 años.

Uno de los principales problemas con los que se enfrenta la lucha contra la hipertensión, es el hecho de que afecta especialmente a los países de ingresos medios y bajos.

De hecho, el 80% de las muertes causadas por enfermedades cardiovasculares se dan en los países en desarrollo.

No solo afecta el hecho de que en los países menos desarrollados viven muchas más personas que en el mundo rico, sino que tiene sistemas de salud más débiles, por lo que la mayoría de los casos de hipertensión no son diagnosticados, ni controlados ni tratados.

Concretamente, el mayor índice en el mundo de casos de hipertensión lo padece la región africana, con un 46%, mientras que la menor incidencia se da en la región de las Américas.

"La explicación es que en los países desarrollados los sistema de salud detectan de forma temprana la dolencia y la pueden tratar, porque tienen los medios para ello. Sin embargo, en lugares como frica, no sólo los sistemas de salud son débiles, sino los hábitos culturales han cambiado, y para peor", explicó en rueda de prensa Shanthi Mendis, directora interina del departamento de Gestión de las Enfermedades No Transmisibles de la OMS.

"Los africanos no hacen tanto ejercicio como antes, comen muy salado, los precios de las materias primas están por las nubes con lo cual el acceso a productos naturales es muy restrictivo, etc", agregó Mendis.

El consumo de tabaco, el exceso de sal o de azúcar, la falta de ejercicio, el colesterol alto son algunas de las causas directas de la hipertensión.

"La detección precoz de la hipertensión y la reducción de los riesgos de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares resultan mucho menos costosas para las personas y los gobiernos que la cirugía del corazón, la atención posterior a esos accidentes, la diálisis y otras intervenciones que se pueden requerir posteriormente si la tensión arterial no se controla", concluyó Mendis.

 

El arzobispo arremete contra uso de la píldora

 

Monseñor Antonio Arregui califica como inconstitucional la normativa porque atenta contra la vida.

A un día de las declaraciones del presidente Rafael Correa en defensa del reglamento de acceso y disponibilidad de los métodos anticonceptivos y que también permite la distribución gratuita de anticonceptivos orales de emergencia (AOE) en las dependencias del sistema nacional de salud a quien lo solicite, monseñor Antonio Arregui, arzobispo de Guayaquil, reiteró su rechazo a la disposición en duros términos, durante una entrevista a un canal local.

"El César (Correa) no es Dios, tampoco puede tomarse atribuciones divinas, entrar a la conciencia de la gente y tratar de bloquearla o modelarla. Al César le corresponde proteger esos derechos (a la vida) y promoverlos, así está entendido en la Constitución", señaló.

Agregó: "Cuando el planteamiento (reglamento) consiste en separar el sexo de esta responsabilidad y la descendencia estamos generando una juventud irresponsable, abandonada ante sus impulsos más primarios...".

El también presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana afirmó que la píldora del día después es abortiva, lo que Correa negó el martes pasado cuando dijo que es un método avalado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que el ente internacional la define como no abortista.

Correa expuso que "hace rato que se vende libremente la píldora del día después en Ecuador, lo que ha hecho el Ministerio de Salud es reglamentar la provisión de esa píldora gratuitamente en los centros de salud, y viene todo un escándalo".

Para la Iglesia católica, el único método anticonceptivo aceptado es el natural, según la secuencia de los ciclos naturales en que la mujer es fértil. También se refirió a una circular enviada a los funcionarios públicos, en la que se les "prohíbe dar razones basadas en su fe (sobre el uso de anticonceptivos). Es una mutilación de la expresión de la persona...".

"Toda esa gente (organizaciones civiles, médicos, católicos y padres de familia) tiene que levantar la voz contra la tiranía de grupos de presión, la tiranía con la que nos quieren conducir los ministerios de Educación y de Salud en este terreno", dijo.

Con varios eventos en la ciudad se recordó el Día Mundial del Autismo

 

La noche del pasado martes, el hemiciclo del malecón Simón Bolívar se iluminó de azul durante un evento que recordó el Día Internacional de la Concienciación del Autismo. La actividad, organizada por el Consejo Cantonal de la Niñez y Adolescencia, tuvo gran acogida entre los ciudadanos que por curiosidad o conocimiento llegaron a las 16:30.

Al igual que la estatua, los rostros de decenas de personas que asistieron al evento también se iluminaron, pero con una sonrisa, como en el caso de María Quiroz y de su hijo Martín, de 9 años, y que tiene el trastorno, se emocionaron cuando vieron las luces de color 'azul índigo´, como lo llaman los organizadores del evento.

Ella, su hijo y otra docena más de niños autistas, antes de la iluminación del monumento, pasearon por las calles céntricas de la urbe en un bus de Guayaquil Visión, en el que voluntarios de la Fundación Narices Rojas ofrecieron un show. La unidad salió del malecón a las 17:00 y regresó a las 18:15.

Al bajar del bus los niños fueron recibidos con globos y linternas de color azul, de a poco se iban acomodando para observar un show que ofreció El compadre Garañón, interpretado por el actor Fernando Villarroel. Las risas y los aplausos fueron el componente ideal de la actividad que duró 2 horas.

También se escuchó la intervención de varias autoridades seccionales y provinciales, entre ellas el prefecto Jimmy Jairala, quien agradeció la presencia y apoyo de la ciudadanía a las personas que padecen el trastorno que, según las pocas estadísticas que hay, en el país afecta a unos 14.000 menores.

 

HOY

 

Mil millones padecen de hipertensión

Hipertensión: un mal crítico en países pobres. El 80% de muertes se dan en países en desarrollo

En la Asamblea Mundial de la Salud de 2012, los Estados fijaron reducir en 25% para el año 2025 el número de muertes prematuras por enfermedades no transmisibles


La hipertensión causa la muerte anualmente a 9,4 millones de personas en todo el mundo, y es responsable directa del 45% de los ataques de corazón y del 51% de los derrames cerebrales, según alertó ayer la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Es por esta razón que la Organización ha elegido la hipertensión, o tensión arterial alta, como el tema del Día Mundial de la Salud 2013, que se celebra el 7 de abril, en conmemoración del aniversario de la creación de la entidad en 1948.

Para concienciar de la importancia de esta dolencia, la agencia sanitaria de Naciones Unidas recordó que, globalmente, las enfermedades cardiovasculares matan anualmente a 17 millones de personas y de estos 9,4 millones de decesos están ligados a problemas de hipertensión.

Según los últimos datos con los que cuenta la OMS, que datan de 2008, el 40% de los adultos de más 25 años en todo el mundo padecía hipertensión.

Es decir, uno de cada tres adultos, o mil millones de personas en 2008 sufrían de hipertensión cuando en 1980 esta dolencia afectaba a 600 millones de personas mayores de 25 años.

Uno de los problemas con los que se enfrenta la lucha contra la hipertensión, es el hecho de que afecta especialmente a los países de ingresos medios y bajos.

El 80% de las muertes causadas por enfermedades cardiovasculares en todo el mundo se da en los países en desarrollo.

Según la OMS, no solo afecta el hecho de que en los países menos desarrollados viven muchas más personas que en el mundo rico, sino que tiene sistemas de salud más débiles, por lo que la mayoría de los casos de hipertensión no es diagnosticada, ni controlada ni tratada.

La prevalencia más alta de la hipertensión se observa en el continente africano (el 46% de los adultos) y la más baja en América Latina (35%).