La OPS considera que las RISS son una de las principales expresiones operativas del enfoque de la APS a nivel de los servicios de salud, contribuyendo a hacer una realidad varios de sus elementos más esenciales tales como la cobertura y el acceso universal; el primer contacto; la atención integral, integrada y continua; el cuidado apropiado; la organización y gestión óptimas; la Orientación familiar y comunitaria: y la acción intersectorial, entre otros.

Redes Integradas de Servicios de Salud. Conceptos, opciones de política, Hoja de Ruta para su implementación en las Américas. (OPS, 2010)

Cuidado de la salud
Datos clave
  • El propósito de la Iniciativa de la OPS sobre redes integradas de prestación de servicios de salud (RISS) es contribuir al desarrollo de sistemas de salud basados ​​en APS y, por lo tanto, a la prestación de servicios de salud que sean más accesible, equitativos, eficientes y de mayor calidad técnica, y que cumplan mejor las expectativas de las poblaciones
  • La OPS considera a las RISS como una de las principales expresiones operativas de los sistemas de salud basados ​​en APS a nivel de servicios de salud, ayudando a hacer realidad varios de sus elementos más esenciales, como la cobertura y el acceso universal, el primer contacto, la atención integral, atención adecuada, organización y gestión óptimas, orientación familiar y comunitaria, y acción intersectorial, entre otros. 

 

Atributos esenciales de las RISS

 

Lo que la OPS hace

La fragmentación de los servicios de salud es una causa importante del bajo desempeño de los servicios de salud y por lo tanto del pobre rendimiento general de los sistemas de salud. Las dificultades de acceso a los servicios que enfrenta la población, los servicios de pobre calidad técnica, el uso irracional e ineficiente de los recursos, la baja satisfacción de los usuarios, son algunas de las consecuencias que genera la fragmentación por si misma o en conjunto con otros factores.

La iniciativa de OPS/OMS sobre Sistemas Integrados de Servicios de Salud, desarrollada en el marco de la renovación de la estrategia de Atención Primaria en Salud (APS) en las Américas, aborda el problema de la fragmentación de los servicios de salud y busca dar respuesta a la necesidad de avanzar hacia la producción y entrega de cuidados a la salud integrales para todos los habitantes de la Región, en cumplimiento además, de diversos compromisos y mandatos internacionales.