Inteligencia epidémica

 

Lo que se conoce como Inteligencia Epidémica es el ciclo de recolección sistemática y organizada, análisis e interpretación de información de todas las fuentes para detectar, verificar e investigar potenciales amenazas. 

En la región de las Américas, el trabajo de inteligencia epidémica es una responsabilidad compartida llevada a cabo por la OMS/OPS y los Estados miembros. La OPS, la OMS, las autoridades de salud pública y los investigadores recolectan la data de numerosas fuentes, incluyendo los Ministerios de Salud, los institutos nacionales de salud pública, los centros colaboradores de la OMS, laboratorios civiles y militares, instituciones académicas y organizaciones no gubernamentales, y los analizan en conjunto para detectar, evaluar, caracterizar, monitorear y responder a las condiciones de salud así como a los factores de riesgo relacionados.

La OMS recoge información de una variedad de fuentes, tanto formales como informales. Por tanto, la capacidad de la OPS para proveer información accionable y asesoría técnica a las autoridades nacionales sobre eventos de salud pública que pudieran suponer una amenaza a la salud global depende de la notificación a tiempo y con transparencia de los Estados Miembros, así como de la capacidad de la OPS de mantener comunicación las 24 horas todos los días de la semana con los Centros Nacionales de Enlace (CNE).

A lo largo del proceso de recolección de data y difusión de la información, las evaluaciones del riesgo son llevadas a cabo de forma rutinaria para establecer los potenciales impactos de un evento en la salud humana, el riesgo de expansión y las implicaciones de las fuentes relacionadas para la mitigación. La evaluación de riesgos es esencial para entender los datos y la información.

Una vez se detecta una amenaza para la salud pública, en una gestión efectiva del proceso es esencial el monitoreo continuo y la evaluación de su situación, compartir la información y apoyar las acciones de respuesta cuando son necesarias. El Sistema de Manejo de Eventos de la OMS es la herramienta electrónica central para gestionar la información de todos los eventos, potenciales y substanciados. El sistema registra cada detalle, comunicación oficial, evaluación de la OMS, análisis de riesgo y decisiones en cada evento.

Datos clave
  • Cada año, se registran alrededor de 24.000 señales de potenciales eventos por la OPS, de las que 5.000 pasan a ser analizadas y 160 reciben seguimiento (unas tres a la semana, de media).
  • El Sistema de Manejo de Eventos de la OMS registró 1.613 en América Latina y el Caribe entre 2001 y 2016. Solo en 2017, de los 404 eventos registrados por la OMS, 119 (27%) fueron monitoreados y reportados por la OPS, convirtiendo a las Américas en segunda región en número después de la africana (142).
  • De los 119 eventos registrados en 2017 en las Américas, 58 eventos substanciados fueron registrados en 22 Estados Miembros y 2 territorios en 2017. De ellos, 46 (79%) se debieron a enfermedades infecciosas
Lo que la OPS hace

El área de Información sobre emergencias en salud y evaluación de riesgos (HIM) del Departamento de Emergencias de la Organización Panamericana de la Salud está encargada de la inteligencia epidémica y trabaja para proveer un análisis oportuno y bien fundamentado de la situación, una evaluación de riesgos y un seguimiento de la respuesta a todos los eventos y emergencias graves de salud pública.

HIM coordina continuamente el fortalecimiento de la detección sistemática, comprobación y evaluación de riesgos de los eventos, incluida la capacitación, coordinación y difusión de información precisa y oportuna sobre todos los posibles eventos de salud pública de importancia internacional y eventos agudos para la salud pública bajo las Regulación Sanitario Internacional.

Otras áreas de trabajo en el ámbito de la HIM son:

- Detección, verificación y evaluación de riesgos de eventos de salud pública en el marco del IHR.

- Recogida, gestión, análisis y notificación de datos relacionados con eventos de salud pública, emergencias y desastres.

- Apoyo a los Estados Miembros de la Región de las Américas en el establecimiento y la aplicación de sistemas integrados de alerta y respuesta tempranas funcionales para mejorar la detección temprana y la respuesta rápida a las enfermedades propensas a las epidemias con potencial pandémico y otras emergencias de salud pública.

- Definición de la información mínima estandarizada requerida para diferentes actividades/temas relacionados con la emergencia.

- Desarrollo de herramientas operativas básicas y mapeo de riesgos.

- Desarrollo de herramientas de predicción y modelado.

- Elaboración de perfiles de riesgo de los países y su actualización periódica.