Ministro de Salud de Colombia - GaviriaGinebra, 18 de mayo de 2015 (OPS/OMS)- La región de las Américas llamó a tomar acciones para fortalecer los sistemas de salud de manera que sean resilientes y puedan responder con efectividad a las emergencias sanitarias, al tiempo que puedan garantizar el acceso universal y equitativo a los servicios de salud de calidad, afirmó el ministro de Salud y Protección Social de Colombia, Alejandro Gaviria, quien habló en representación del continente en el plenario de la 68ª Asamblea Mundial de la Salud.

El ministro afirmó que la región apoya el proceso de reforma de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que le permitirá apoyar de manera efectiva a los países del mundo y las regiones en fortalecer esos sistemas.

El brote de ébola en África Occidental "es un recordatorio de la vulnerabilidad de los sistemas de salud", así como previamente la pandemia de influenza en 2009 y el terremoto en Haití en 2010 lo había mostrado en las Américas.

"Enfrentamos la necesidad de contar con sistemas de salud sólidos y resilientes, capaces de responder efectivamente a las emergencias sanitarias y de garantizar al mismo tiempo el acceso universal y equitativo a servicios de salud de calidad", afirmó Gaviria. Añadió que ese es el objetivo fundamental que se destaca en la resolución que los países de la Américas aprobaron el año pasado por el que se comprometen a alcanzar el acceso universal a la salud y la cobertura universal a la salud.

"En las Américas, comprendemos que la resiliencia no debe ser sólo una preocupación coyuntural, sino una prioridad a largo plazo para las autoridades de salud en los ámbitos nacional, regional y global", dijo el ministro colombiano.

Gaviria indicó que las Américas ha dedicado recursos a esa tarea para fortalecer la mejor implementación del Reglamento Sanitario Internacional (RSI). Describió las acciones que la región emprendió el año pasado para evaluar su capacidad de preparación y respuesta ante la posible introducción del ébola a la región, que mostró una capacidad de base instalada, pero al mismo tiempo se identificaron áreas para mejorar.

El ministro señaló que la OMS debe desempeñar un papel importante en apoyar a los países y regiones a fortalecer los sistemas de salud, pero debe estar equipada para hacerlo. Por esa razón, agregó, la región de las Américas respalda el proceso de reformas de la OMS en materia de gobernanza para fortalecer su trabajo.

Por otro lado, las Américas destaca la necesidad de poner a la salud en el centro de la agenda de desarrollo posterior a 2015, dijo el funcionario. También destacó que la región reconoce que el cambio climático y la contaminación del aire requieren de una acción coordinada y un fortalecimiento de la capacidad de la OMS para abordarlo, entre otros puntos.

Para acceder al discurso completo: GRUA: Intervención Regional para la AMS 68 - Debate general: construir resiliencia en los sistemas de salud