Un movimiento dinámico para la promoción de la salud se está llevando a cabo en la Región de las Américas.

En los últimos meses, los Ministerios de Salud de más de 30 países y territorios de la Región convocaron reuniones con actores intersectoriales, miembros de la comunidad, así como la sociedad civil para iniciar un diálogo crítico sobre el rol de la Promoción de la Salud en el contexto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Esto, en la búsqueda de una mejor salud y bienestar y una mayor equidad en la salud.

La promoción de la salud, el proceso que permite a las personas incrementar el control sobre su salud y mejorarla, busca fortalecer la capacidad individual y comunitaria para mejorar la salud, así como abordar los determinantes sociales de la salud a través de una participación significativa y un trabajo intersectorial para mejorar la equidad en salud. La Carta de Ottawa para la Promoción de la Salud (1986) señala las principales estrategias y los pilares de la Promoción de la Salud. No obstante, es necesaria una revitalización y renovación de la promoción de la salud que refleje las realidades contemporáneas de la Región para lograr una mejor equidad en la salud y contribuir al logro de los ODS.

Las consultas nacionales sobre Promoción de la Salud de 2018, dirigidas por los Ministerios de Salud en colaboración con los puntos focales de los países dela Organización Panamericana de la Salud ( OPS/OMS) de la unidad de Promoción de la Salud y Determinantes Sociales de la Salud (FPLS / PS), culminan en el desarrollo de la Estrategia y el Plan de Acción sobre Promoción de la Salud en el contexto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (2019-2030) que se presentará en el 57.º Consejo Directivo de la OPS/OMS en 2019. La Estrategia y el Plan de Acción busca renovar la promoción de la salud a través de un movimiento social, político y técnico, abordando los determinantes sociales de salud para mejorar la salud y reducir las inequidades en salud en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Sus cuatro líneas estratégicas son las siguientes:

1. Fortalecer los entornos saludables claves

Los entornos claves que podrían abordarse de manera multisectorial para promover la salud y mejorar la calidad de vida incluyen escuelas, universidades, viviendas, lugares de trabajo, hospitales y centros de salud, centros religiosos, prisiones, mercados, refugios de emergencia y comunidades urbanas y rurales, entre otros. Este enfoque es clave, ya que puede resaltar la importancia de los aspectos multiculturales de las comunidades y garantizar que nadie se quede atrás.

strat line 1

2. Facilitar la participación y el empoderamiento de la comunidad y el compromiso de la sociedad civil

El empoderamiento de las comunidades, la apropiación y el control de sus propios destinos e iniciativas, requiere el acceso continuo a información completa, precisa y apropiada para la comunidad; oportunidades de aprendizaje para la salud; y establecer un financiamiento sostenido. También es fundamental, para fortalecer la promoción de la salud, tener un compromiso más significativo con la sociedad civil.

3. Fortalecer la buena gobernanza y el trabajo intersectorial para mejorar la salud y el bienestar y abordar los determinantes sociales de la salud

Una buena gobernanza significa que los gobiernos tienen la responsabilidad fundamental a nivel mundial, nacional y local de desarrollar políticas para la salud y la justicia social a través de procesos democráticos que beneficien a toda la sociedad. Al enfatizar la importancia de promover e integrar la salud en todos los sectores y las áreas de políticas, al utilizar el enfoque de salud en todas las políticas, también se fortalece la capacidad de los profesionales de políticas de salud para reconocer y apoyar los objetivos de desarrollo de otros sectores.

4. Fortalecer los sistemas y servicios de salud a través de la promoción de la salud

Desde la Declaración de Alma Ata en 1978 hasta la Declaración de Astana en 2018, la promoción de la salud y la atención primaria de salud han sido reconocidas como estrategias complementarias para fortalecer los sistemas de salud para lograr resultados de salud equitativos. El punto de partida es el reconocimiento de la salud como un derecho humano y como un componente y condición del desarrollo sostenible.

group photo in Rio

Centrada en reducir las inequidades en salud y promover la salud y el bienestar, la Estrategia y el Plan de Acción enfatizan el papel del trabajo intersectorial y la participación en las 4 líneas estratégicas.

Luego de las consultas nacionales, 35 países y territorios se reunieron en Río de Janeiro, Brasil, del 29 al 30 de noviembre de 2018 para revisar y discutir las líneas estratégicas, los objetivos y los indicadores propuestos. Un grupo de actores no estatales se sumaron a los representantes de los gobiernos y contribuyeron al rico diálogo sobre el papel renovado de la Promoción de la Salud en el contexto de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible. FPL / PS espera colaborar con los socios dentro de la OPS/OMS y fuera de ella para continuar aprovechando el impulso de la renovación de la Promoción de la Salud.

Enlaces:
Para leer la Declaración de Shanghái sobre la promoción de la salud en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible (2016):
https://www.who.int/healthpromotion/conferences/9gchp/shanghai-declaration/es/